diciembre 2006


pc120241.JPGUn encuentro con Don Pedro

Uno de los momentos más gratos que hemos tenido en Cajamarca ha sido el reencuentro con un viejo conocido nuestro. Nos referimos a Don Pedro Arana Bazán, médico urólogo del Hospital Carrión. UN SEÑOR DE SEÑORES.

Recuerdo perfectamente que cuando llegamos al Carrión como médicos residentes de la Universidad de San Marcos, Don Pedro trabajaba en la Sala San Camilo. Pudimos percatarnos que, a diferencia de otros médicos a quienes se les llamaba como Doctor Tal, o Doctor Cual, al Doctor Arana se le trataba de una manera especial, anteponiendo la palabra DON a su nombre como un reconocimiento a su persona. Así lo conocimos, y así lo tratamos, hasta el día que le tocó jubilarse.

Don Pedro ha sido el referente ético y moral del hospital

Entendimos que esa manera especial de tratarlo como “DON PEDRO” se debía a que era el referente ético y moral del hospital.  Recordemos que DON es un título honorífico que se antepone al nombre de ciertas personas.

Por eso, encontrarnos en Cajamarca con uno de nuestros paradigmas, con quien tuvimos el honor de cultivar un nivel de amistad, nos produjo una inmensa alegría. Don Pedro mantiene ese dinamismo característico

Almorzamos en un restaurante campestre de moda. No sabía de la partida de Leoncio Kisilevich, su colega urólogo, y se apenó mucho con la noticia, por cierto.

Pudimos advertir que la apreciación que de él teníamos en el Carrión, no se circunscribe sólo al ámbito nuestro, sino que también en su natal Cajamarca. lo llaman simplemente como DON PEDRITO, O DOCTOR PEDRITO, como muestra de reconocimiento a sus dones personales y envidiable expresión de cariño que le profesan.

Desde su querida Cajamarca envía saludos a toda la familia carrionina.

¡¡Don Pedro: cuanta falta nos haces

En momentos como el actual, que el hospital Carrión atraviesa una de sus más serias crisis de valores, es necesario decir: ¡¡Don Pedro cuánta falta nos haces!!, máxime cuando no se vislumbra un líder con esa solvencia ética.

Anuncios

pc160303.JPGSeñorita Cajamarca,
la Novia de mi Perú”

Era una tarde soleada de diciembre cuando llegamos a Cajamarca. Desde el avión se divisaba el paisaje de la ciudad. El piloto dice a través de los parlantes: “prepánse que vamos a aterrizar…”  Emocionado, en ese momento me asaltaron los gratos recuerdos de los hermanos Zañartu cantando en las peñas limeñas: “Señorita Cajamarca, la novia de mi Perú, es tan rica y generosa con todos los forasteros…”, canción que resalta el calor y la amistad que el turista puede encontrar entre sus pobladores.

Me había alojado en un buen hotel con agua caliente que me permitía ducharme sin extrañar mi casa en el Callao. En las mañanas salía recargado gracias al poderoso desayuno cajamarquino de chicharrones, mote y queso acompañado del café tinto como acostumbro tomarlo en las mañanas antes de irme al trabajo.

Estamos en el inicio de la época de lluvias primerizas y estoy alertado. El cerro Santa Apolonia forma parte del paisaje de esta ciudad.

Con el desarrollo de la actividad minera, la ciudad empezó a crecer y a modernizarse a pasos agigantados, teniendo después de Lima, Chimbote e Iquitos el más alto índice de crecimiento poblacional anual. Tengo la impresión que su desarrollo urbano no sigue un Plan Director. La ciudad ya siente los efectos del caótico crecimiento del parque automotor, sobre todo por los congestionamientos que se dan en el centro de la ciudad.

Espero, pues amigos, escribir algunas notas en el blog que relate hechos anecdóticos durante mi estadía en esta ciudad.

Miscelaneassba.gifParafraseando a Enrique IV de Francia (Paris vaut bien une messe), diríamos que el Boys “Bien vale una misa

El Sport Boys Association  fundado el 27 de julio de 1927, conocido en el argot futbolero como “la misilera chalaca”, merced a su triunfo sobre el Gálvez de Chimbote, logra mantenerse en la división de honor del fútbol rentado para alegría del pueblo del Callao que celebra en la calles al ritmo de la salsa de Héctor Lavoe.

Existe una estrecha relación entre el fútbol y la autoestima de los pueblos. Los grandes proyectos de desarrollo incluyen tener un equipo de fútbol en la categoría de honor.

En homenaje a nuestro querido equipo rosado, colocamos la polka “Vamos Boys”

¡Vamos Boys!
Autor: Francisco Quiroz – Intérprete: “Carreta” Jorge Pérez

No hay en el suelo chalaco
un sólo muchacho con más de un pulmón
que no ande ronco los lunes
por tantos chimpunes que dio al Sport Boys,

Ese equipazo porteño
que a fuerza de empeño
desde calichín
supo ascender hasta el tope
y luego al galope
brillar en Berlín;
supo ascender hasta el tope
y luego al galope
brillar en Berlín;

¡Vamos Boys!
quiero ver otro gol en tu score
y sentir el rugir del viril Chim Pum Callao; (bis)

Viendo jugar la rosada
las glorias pasadas, he vuelto a vivir,
pues como ayer la de cuero,
la lleva el puntero, comiéndose el field,
la cruza un half que domina igual a Titina,
la da en callejón,
recibe un nuevo Campolo,
se escapa va solo y anida en el gol.
recibe un nuevo Campolo,
se escapa va solo y anida en el gol.

¡Vamos Boys!
quiero ver otro gol en tu score
y sentir el rugir del viril Chim Pum Callao; (bis)