Vigilante de las esperanzas

Los graves efectos del terremoto del pasado 15 de agosto del 2007 han llevado al gobierno a crear el Fondo para la Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas por los sismos del 15 de agosto -FORSUR-, como ente que dirija la reconstrucción de las zonas afectadas.

Criticado por los presidentes de las regiones afectadas, porque lo toman como un acto centralista, el Forsur cuenta con todo el aval y peso político del ejecutivo, el cual –en respuesta a las críticas- ha señalado que no se ha creído conveniente que exista una presidencia del Fonsur compartida porque la zona de afectación involucra a varias regiones; y porque están involucrados recursos presupuestales adicionales a cada gobierno regional.

Superadas las dificultades iniciales, conviene establecer con claridad cuáles son las prioridades. No estamos por mantener un programa de beneficencia perpetua, sino que a la par de la ayuda a los damnificados, debe ser esta la oportunidad para formular un Plan de Desarrollo Estratégico de Chincha.