En torno a la denuncia que hiciera la paciente Judith Rivera Díaz, señalando haber sido infectada de VIH en el Hospital Carrión, uno de los cargos que se hace a través de ciertos medios de comunicación es que ha existido negligencia médica.

Qué es una negligencia médica

La negligencia médica es un acto u omisión por parte de un proveedor de asistencia médica que se desvía de los estándares aceptados en la comunidad médica y que causa alguna lesión al paciente.

No hay evidencia de negligencia médica en Banco de Sangre

Los datos obtenidos ha la fecha, nos llevan a sostener que en lo que corresponde al proceso de transfusión sanguínea, no hay evidencia de negligencia médica.

Los bancos de sangre son supervisados periódicamente en el cumplimiento escrupuloso del “Sistema de Gestión de Calidad” del Programa Nacional de Hemoterapia y Bancos de Sangre (PRONAHEBAS). En el caso del Hospital Carrión, su Banco de Sangre tal como lo ha debido reconocer el propio Ministro de Salud, cumple al 100% los estándares de calidad para el tamizaje de la sangre de los donantes.

Qué es el “Periodo de Ventana”

Existe en la comunidad médica internacional, el concepto de “período de ventana”, que se refiere al periodo inicial de la enfermedad, que transcurre desde el momento de la infección por el virus de VIH hasta que es posible detectarlo por medios de laboratorio. Durante el período ventana, las personas infectadas con el VIH pueden tener altos niveles de VIH en la sangre, fluidos sexuales o leche materna, aunque no tengan anticuerpos en la sangre que puedan ser detectados.

Lamentablemente, al estado actual del desarrollo, la bibliografía científica señala esta dificultad para detectar a pacientes infectados con VIH en este periodo. Sin embargo, puede ser transmitido. De hecho, durante este período las personas son más infecciosas (poco después de haberse expuesto al VIH).

El manejo técnico versus el manejo político

Manejo pol�tico en caso de Banco de SangreConocido este hecho, existían 2 formas de manejar el problema:

De un lado, bajo un enfoque predominantemente técnico, resultante del análisis del cumplimiento escrupuloso de cada uno de los pasos en el tamizaje (screening) de la sangre de los donantes.

Pero, de otro lado está el manejo político, resultante de tomarle el pulso a la población para hacer un manejo de la coyuntura.Bajo esta determinación política, se dispone el cierre del Banco de Sangre del hospital.

Debe evaluarse el impacto de esta medida, que como vemos colisiona con el enfoque técnico.