El recuerdo de Miss Clairol

en el Día Internacional del Adulto Mayor 

Miss Clairol, así de manera cariñosa, don Felipe Aguilar llamaba a la auxiliar de enfermería del consultorio de cirugía del Hospital Obrero; y yo la conocí cuando fungía de asistente de don Felipe durante mi internado.

En honor a la verdad nunca le escuche llamarla por su nombre, pero ella siempre se mostraba sonriente, y hacía un gesto de satisfacción cuando él la llamaba de esa manera, porque hay licencias que permiten la amistad y el reconocimiento a un hombre carismático y de gran sapiencia. Yo, lógicamente no tenía la confianza para llamarla así.

Ella era una persona que en esa época había pasado la valla del medio centenario, sin embargo no lucía ninguna cana, pues su cabello tenía un color castaño oscuro gracias a la magia de la tintorería. De ahí el nombre de “Miss Clairol”.

Hoy, después de tantos años, la he recordado en la ceremonia organizada en el Programa del Adulto Mayor y a la cual estuve invitado gracias a la relación que he establecido entre mi consultorio de medicina interna y dicho programa.

Conmemorando el Dia Internacional del Adulto Mayor en el HospitalLa reunión fue agradable, con gran participación de los pacientes, quienes mostraron sus habilidades artísticas recitando, cantando y bailando al ritmo salsero de Willie Colon, que marca las reuniones en el Callao. También hubo sorteo de regalos, lo que revelaba la impecable de su organización.

Hace años, cuando nos referíamos a las personas de la tercera edad, las imaginábamos peinando canas, y así aparecían en fotos y afiches. Esta vez, con sorpresa pude percatarme que eran muy pocos los participantes que lucían una cabellera plateada. En ese  momento pues, vino a mi memoria el recuerdo de mi internado en el Hospital Obrero, cuando conocí a Miss Clairol.

Anuncios