En anterior entrada colocamos un post titulado “Hay gripe que es una bendición de dios” (ver enlace).

Señalabamos a propósito de esa anécdota en suelo chinchano que esta vez serían las industrias farmacéuticas las que se frotarían las manos.

El día de hoy 23.07.09, aparece en BBC Mundo, un artículo titulado “Gripe porcina: ¿negocio farmaceutico? (ver artículo) donde señala las grandes ganancias que vienen percibiendo tanto el gigante suizo Roche como Glaxo Smith Kline, la mayor compañía farmaceutica del Reino Unido.

Sus ganancias

Las ventas de Tamiflú durante el 1er. semestre de 2009 aumentaron en 203%, con una ganancia de US$937 millones de dólares y la expectativa de un monto similar en el 2do. semestre del año.

tamiflu

Igualmente, Glaxo proyecta ganar US$1,600 millones de dólares por la comercialización de su vacuna contra la gripe hacia fines de 2009.

Críticas

Las ganancias actuales y proyectadas que han reportado los grandes laboratorios por fármacos contra la gripe porcina han enfrentado las críticas de quienes sostienen que, en tiempos de pandemia, la prioridad debería ser facilitar un mayor acceso a los antivirales y no lucrarse con ellos.

Responsabilidad social de las empresas

En el auge del liberalismo y el imperio del mercantilismo el Estado es obligado a retirarse, aún a costas de afectar la salud pública. Para los ideólogos del libre mercado nada obliga a un replanteo de este enfoque.

En este contexto, aparece el concepto de Responsabilidad Social de las Empresas, ligado a la “ética empresarial”, que podría representar finalmente, una variable de diferenciación.

El asunto está que los mercados son imperfectos y son pocas las empresas que se involucran en esta teoría.

Estamos pues a merced de esta lógica perversa del libre mercado.