Índice de Oportunidades Humanas (IOH)

El Banco Mundial ha presentado el documento “¿Qué oportunidades tienen nuestros hijos? Informe sobre la oportunidad humana en América Latina y el Caribe 2010”.

El tema es la asimetría en las oportunidades para el desarrollo

El Informe señala que mucho de esta desigualdad se debe a circunstancias que enfrentaron cuando iniciaron sus vidas, en el comienzo mismo, sin tener culpa de ello.

Por ejemplo, ¿se ve afectada la probabilidad que tiene una niña de acceder a agua potable, o a saneamiento básico (un escudo protector de la salud), o a la electricidad (una necesidad para leer), o a la conclusión del sexto grado (un predictor de estudios posteriores), por causa de su raza, del analfabetismo de su madre, o del salario de su padre?

A través de este nuevo indicador que refleja la situación y evolución de una sociedad mejor que la simple distribución de ingresos podemos ver cuán justa (o injusta) es una sociedad.

Qué es el Índice de Oportunidades Humanas (IOH)?

El IOH mide la tasa de disponibilidad de diversos servicios considerados básicos para progresar desde la infancia a la vida adulta, y se fija en varios aspectos que han demostrado su capacidad predictora del progreso y desarrollo vitales, que se completa con un conjunto de circunstancias personales:

  • acceso a agua,
  • saneamiento y electricidad;
  • asistencia escolar y terminación a tiempo del sexto grado educativo.
  • género,
  • educación del padre y la madre y presencia hogareña de ambos,
  • número de hermanos y hermanas,
  • género de la persona cabeza de familia,
  • lugar de residencia
  • ingresos familiares.

Para la confección de este estudio se han rastreado durante 15 años los datos de más de 200 millones de menores en 19 países durante los últimos 15 años y compara las oportunidades humanas en la región con las de algunos países desarrollados.

Cómo estamos en America Latina en el 2010?

  • Chile es el país con un IOH más alto (95 de 100), seguido de Uruguay, México, Costa Rica, Venezuela -estos 5 con modelos de desarrollo muy diferentes-, Argentina, Jamaica, Ecuador, Colombia y Brasil.
  • Por debajo de la media regional (77) se sitúan República Dominicana, Paraguay, Panamá, Perú, Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Honduras (51).
  • En acceso al agua potable, Argentina (90%), Brasil (91%), Chile (94%) y Costa Rica (97%) tienen los IOH más cercanos a la universalidad.
  • En el caso de saneamiento, los IOH más cercanos a la universalidad corresponden a Chile (87%), Costa Rica (88%) y Venezuela (82%).
  • En lo que respecta a la calidad de la educación, todos los países latinoamericanos se ubican por debajo de los niveles de Europa y América del Norte.
  • En cuanto a la oportunidad de sus habitantes de tener una vivienda libre de hacinamiento, sólo Costa Rica, Chile y Brasil superan la media europea.

Lecciones que se pueden extraer del Índice de Oportunidades Humanas.

  1. La primera, poner «más énfasis en la infancia temprana», tanto en el aspecto sanitario -embarazo y parto bajo control médico, vacunación, enseñanza preescolar- como educativo. Es decir, de acuerdo a los resultados de este estudio, la inversión debe darse desde el comienzo de la vida, antes de los 5 años.
  2. La segunda, «invertir más en la escuela básica».
  3. La tercera, referida a la edad adolescente, garantizar su seguridad física y no descuidar la educación reproductiva, porque «un embarazo con menos de 18 años pone fin a las oportunidades de esa niña».
  4. La cuarta lección alcanzaría a las personas adultas, cuyas oportunidades vitales pasan por garantizar su propia «personalidad jurídica» con sus correspondientes registros de nacimiento e identificación, tarjetas de votante y títulos de propiedad.

Retos desde el sector salud

Así como los gobiernos en general, desde la óptica de la gerencia política, tienen una gran responsabilidad en mejorar los factores estructurales, también desde el sector salud tenemos algunos retos, tales como:

  1. Fortalecimiento de la oferta, con énfasis en los servicios de salud reproductiva, para evitar el embarazo en adolescentes por las implicancias que tiene en el futuro de la joven madre y el niño.
  2. Mejorar el acceso a los servicios de salud para propiciar el parto institucional
  3. Fortalecimiento de los programas de inmunizaciones, de crecimiento y desarrollo y los programas nutricionales para luchar contra el círculo perverso de desnutrición – infección.

Referencia: Midiendo la Desigualdad de Oportunidades en América Latina y el Caribe:  http://siteresources.worldbank.org/LACINSPANISHEXT/Resources/Book_IOH.pdf