Nuevamente son los estudiantes quienes asumen el papel protagónico en defensa de los intereses de la Universidad de San Marcos. Antes fueron los de la ciudad universitaria quienes impidieron se consumase el vejamen contra el campus universitario por parte del ex – alcalde de Lima, Luis Castañeda.

Esta vez, ese honor les ha correspondido a los alumnos de Medicina Interna e Introducción a la Clínica quienes tomando las banderas de San Marcos se movilizaron dentro de los ambientes del Hospital Carrión del Callao para impedir un atropello contra la Universidad Decana de América.

En virtud del convenio interinstitucional, San Marcos tiene bajo su administración aulas en el Hospital Carrión, las cuales han sido acondicionadas y equipadas por la universidad y jamás autoridad alguna del hospital había intentado como ahora desalojarlo de estos ambientes.

Los oscuros intereses que se juegan

En un extenso comunicado los estudiantes acusan al director del hospital Carlos Salcedo de usar como pretexto “que necesita las aulas de San Marcos como ambientes para REFRIGERIO de los trabajadores de limpieza”, habiendo ya retirado la chapa del Aula 2, lo que ha causado profunda indignación de estudiantes y docentes sanmarquinos. Como señalan textualmente los estudiantes, el citado profesional trabaja 20 horas en San Marcos como docente, pero que no obstante figurar en el Syllabus de Medicina Interna no ha trabajado dichas horas ni en Semiología ni en Medicina Interna y aún así recibe mes a mes un pago por parte de SAN MARCOS, por lo que en sus arengas decían: “Salcedo, escucha, le debes a San Marcos”.

Si nada es casual, entonces hay buscar el hilo de la madeja. Fuertes rumores que circulan en el hospital señalan que todo esto se da en el contexto en que otra universidad privada quiere ingresar al HNDAC y necesita espacios, ahora quiere esos locales.

Actualmente se le han quitado 5 vacantes de internado a San Marcos en el Hospital Carrión. El Hospital poco a poco cae como bastión de San Marcos, impidiéndose el ingreso a ciertos sectores y ahora se buscaría propiciar la entrada de otra universidad privada.

También han tomado las plazas rentadas de internado

Al construirse el Hospital San Juan de Dios del Callao, que luego se fusionaría con el antiguo Hospital Carrión para formar lo que ahora es el Hospital Nacional “Daniel Alcides Carrión”, se hizo con la perspectiva de convertirlo en el Hospital Docente de la Universidad de San Marcos, ingresando en esa época, a la plana asistencial, docentes de la Facultad de Medicina de San Marcos. También se crearon 60 plazas rentadas para internos de Medicina y de Odontología de esta universidad.

Años después, los directores del hospital han ido permitiendo el ingreso de internos de otras universidades públicas y privadas, permitiendo que plazas rentadas sean ocupadas por internos de las universidades privadas, quienes utilizan esta remuneración para financiar la mensualidad que deben seguir pagando a su universidad en todo el periodo de internado, dándose el absurdo que el Hospital público financia el internado de los alumnos de la universidad privada.