El 31 de mayo de cada año la Organización Mundial de la Salud (OMS) celebra el Día Mundial sin Tabaco, con el objetivo de señalar los riesgos que supone el consumo de tabaco para la salud y fomentar políticas eficaces de reducción de dicho consumo.

Esta fecha fue instituida por la Asamblea Mundial de la Salud en 1987 considerando la existencia de una epidemia de tabaquismo y sus efectos letales.

Magnitud del problema

  • Se calcula en 5,4 millones las muertes en todo el mundo anualmente a causa del consumo de tabaco.
  • Es la segunda causa mundial de muerte, tras la hipertensión.
  • Es responsable de la muerte de uno de cada diez adultos.

Entusiasmos y resistencias

Sin duda que su alto consumo genera importantes ingresos a la industria del tabaco y su cadena de distribución a nivel mundial, hasta la venta al detalle. Además, los propios estados reciben por este concepto importantes ingresos a su caja fiscal, de ahí la tibieza para abordar este tema por parte de gobiernos.

Sin embargo, los sanitaristas y organizaciones de salud pública, considerando sus efectos deletéreos sobre la salud humana han venido luchando porque los estados dispongan de las medidas para la restricción de su consumo.

Un elemento importante en este enfoque es la participación consciente del individuo.

Ideas fuerza

  • 2007: Ambientes libres de humo de tabaco.
  • 2008: Juventud libre de tabaco.
  • 2009: Advertencias sanitarias antitabaco.
  • 2010: Género y tabaco: la promoción del tabaco dirigida a las mujeres.
  • 2011: El Convenio Marco de la OMS para el Control del Tabaco.

Enlace: http://williamcastro.wordpress.com/2007/02/25/actitudes-ante-el-cancer/