Esta mañana en el Auditórium del Hospital Carrión se desarrolló el programa celebratorio del Día de la Medicina, las que –este año y por primera vez- han estado organizadas por el Gobierno Regional del Callao.

¿Cuál ha sido el leit motiv?

Este tema ha generado un debate en la masa crítica, que desea conocer cuáles eran los fines reales y/u ocultos de esta convocatoria.

La principal lectura nos lleva a las siguientes conclusiones:

Se buscó celebrar en el hospital “cabeza de red” un acto de alto peso político, donde la ceremonia serviría de pretexto para un encuentro con las autoridades del Gobierno Nacional y del Ministerio de Salud, tal cual lo percibimos al recibir las tarjetas de invitación donde se leía que se contaría con la presencia del Presidente de la República, del Ministro de Salud y del Presidente Regional.

Una pregunta sin responder ha sido por qué no estuvieron como invitados las autoridades de EsSalud – Callao y del Hospital Naval, de la Marina de Guerra.

Análisis:

  1. Se buscaba un objetivo político a favor del Gobierno Regional; y en esa lógica esta fecha sólo era un pretexto.
  2. Al tenerse información oficial que no asistirían ni el Presidente de la República, ni el Ministro de Salud, el Presidente del Gobierno Regional también se hizo representar por un funcionario de alto rango.
  3. El auditorio estuvo lleno principalmente de ternos oscuros. Los grandes ausentes fueron los trabajadores del hospital, quienes fueron impedidos de entrar al auditorio en virtud del fuerte cordón que sólo permitía el paso de médicos.
  4. Se afectó a los médicos del Hospital Carrión quienes fueron desplazados como principales protagonistas históricos de este acto recordatorio del mártir de la medicina peruana.

Lectura entre líneas

Debe leerse entre líneas las razones para estas notorias ausencias de las autoridades del gobierno.