febrero 2012


Son cada vez más fuertes los rumores que circulan en los pasillos, en el sentido que se estaría buscando desarrollar en el Hospital Nacional “Daniel Alcides Carrión” del Callao la formación de Médicos Especialistas POR FUERA del Sistema Nacional de Residentado Médico, para lo cual contaría con el aval académico de una Universidad Privada. (¿la Ricardo Palma?)

Cuál es el marco normativo para el Residentado Médico?

La Segunda Especialización en Medicina Humana se hace a través del Residentado Medico y está regulada por el Decreto Supremo N°008-88-SA y su Reglamento con Resolución Suprema 002-2006-SA; siendo el Sistema Nacional de Residentado Medico (SINAREME) el que determina la promoción de especialistas en Medicina Humana.

El antecedente UPAO

La Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO) y el Gobierno Regional de la Libertad se encuentran comprometidos en la denuncia que formula la Comisión Nacional de Residentado Médico (CONAREME) por haber convocado a concurso de admisión al Residentado Médico 2012, conforme se puede leer a través de los siguientes enlaces:

http://www.upao.edu.pe/banner/Residentado_medico.pdf

http://trujilloinforma.com/index.php?option=com_content&task=view&id=19771&Itemid=2

http://laindustria.pe/incluidos/infografia/CONAREME.pdf

En mérito a ello, el martes 22 de noviembre de 2011, la Segunda Fiscaliza Provincial de Prevención del Delito – Trujillo, recepcionó la denuncia presentada por el presidente del Comité Nacional de Residentado Médico (CONAREME), Raúl Suárez Álvarez, quien pide declarar la invalidez de la convocatoria a concurso de admisión de residentado médico 2012, hecha por la UPAO.

A través de su asesoría legal, CONAREME ha remitido copia de esta denuncia al jefe de la Oficina Regional de Control Interno del Gobierno Regional de La Libertad, Lic. Rony Rubina Meza y al jefe de Control Interno de la Gerencia Regional de Salud (Geresall), Lic. Víctor Hernández Alva, pidiendo las acciones preventivas que el caso amerita.

ImagenAlerta de CONAREME

En este contexto, CONAREME ha emitido una alerta nacional donde comunica a todos los médicos a no dejarse sorprender por esta convocatoria y expresa que no ha autorizado pago alguno a nombre de CONAREME en ninguna cuenta corriente de la Asociación Peruana de Facultades de Medicina (ASPEFAM), por ser nula la convocatoria de admisión al residentado médico 2012 de la UPAO.

Posición del Colegio Médico

Colegio Médico ha hecho pública su posición de rechazo al concurso de admisión de residentado médico 2012 convocado por la Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO), calificándolo de irregular e ilegal. http://www.cmp.org.pe/comunicados/1513-comunicado-residentado-medico-upao-.html

Volviendo al Caso Hospital Carrión

La información que damos cuenta involucraría entonces a este nosocomio chalaco y a la universidad privada en una grave trasgresión al Sistema Nacional de Residentado Médico; por lo que ambas entidades están en la obligación de emitir un pronunciamiento, señalando con absoluta claridad cuál es su posición sobre este tema.

Una pregunta final: Si el hospital Carrión sería la sede docente, quienes están tras esta ilegal pretensión?

Anuncios

Que de pronto mueran 28 personas en una casa, necesariamente tiene que llevarnos a investigar las razones por las cuales ocurrieron estos hechos.

Los medios de prensa han centrado la noticia en las características del establecimiento: un llamado Centro de Rehabilitación sin autorización de funcionamiento.

Los afectados por este siniestro tenían como característica común ser personas “internadas” para someterse a un proceso de rehabilitación por problemas de adicción.

Cuál es la cuestión de fondo?

Los medios de prensa han llevado el tema hacia la licencia de funcionamiento. La propia página web del Ministerio de Salud al tocar este tema, dice que el Ministro de Salud Alberto Tejada Noriega, luego de lamentar la tragedia ocurrida en el Centro de Rehabilitación “Cristo es Amor”, ha hecho un llamado a estos centros informales para que procedan a formalizarse.

El Congreso de la República, parece haberse limitado a discutir el grado de responsabilidad del ministerio de salud y de los gobiernos locales en la autorización de este establecimiento, habiéndose producido una suerte de juego de ping pong entre los mismos.

El asunto va más allá de si tenía o no licencia de funcionamiento.

Existe un problema de fondo en torno a un problema de salud pública, que ni siquiera es tocado de manera tangencial. Se trata del problema de la drogadicción que afecta a miles de jóvenes en nuestro país, un problema frente al cual los programas de oficiales gubernamentales no logran ser eficaces y que debe ser abordado multisectorialmente.

Las tragedias actualizan problemas que quedan en el camino sin resolver.

Entonces, estamos frente a un grupo de jóvenes procedentes de los estratos más pobres de la sociedad quienes estaban buscando resolver “terapéuticamente” su problema de adicción a drogas en establecimientos al alcance de su economía (pagando la suma de 50 soles semanales).

Alguna prensa ha presentado centros modelos en nuestra ciudad, que tal vez podían ser también la aspiración de estas familias pobres, pero no señalan que en todo caso la oferta de establecimientos de estas características es insuficiente y que definitivamente existen dificultades económicas para acceder a los mismos, lo que hace que se produzca una respuesta social “espontánea” desde sectores pobres de la sociedad, orientados a resolver este problema.

La ineficiencia del programa de salud mental

Las familias afectadas, desesperadamente hacen el intento de solucionar el problema sin entender quizá, que bajo esta lógica de informalidad es poco probable que las acciones terapéuticas tengan una base científica.

En tanto que los profesionales de la salud mental están concentrados en hospitales desde donde hacen muy poco para atender este grave problema de salud pública; y los otros actores sociales que debían involucrarse no se sienten aludidos.