La casa empezaba a llenarse progresivamente para celebrar los 80 años del abuelo Sixto, el patriarca de la familia Cabrera.

ImagenImagen

Imagen

Llegamos a la casa ubicada en la campiña de Pasamayo, la cual tiene la estructura clásica de las casa de chacra, donde como construcción “ad hoc” existe un gran patio que tiene como características en todos estos lugares, unos asientos constituidos por muros continuos de cemento que a semejanza de grandes bancas, están allí como parte del escenario para puedan tomar asiento los asistentes a las reuniones sociales.

Al llegar, encontramos muchas caras amigas, a quienes conocimos durante el período que estuve como director del Hospital de Huaral. También estaba ubicado Walter Salvador (trabajador del hospital) y su orquesta para amenizar la reunión.

Imagen

Llamaba la atención una mesa ubicada en el centro del patio donde reposaba una torta de gran tamaño elaborada para este acontecimiento, con el nombre del cumpleañero.

Imagen

Luego de saludar a los presentes y hacer unos brindis, en un característico gesto de diferenciación positiva, los familiares más cercanos y algunos otros invitados fuimos invitados a pasar a la sala de la casa para degustar la clásica carapulcra con chancho, plato típico de los chancayanos y huaralinos, preparado que por su exquisitez parecía haber sido elaborado como para un concurso gastronómico; pero que es la manera clásica como es preparado por manos expertas.

Imagen

En la conversación de sobremesa, a la par que saboreábamos el chancho, nos enteramos que había sido criado en la propia chacra, “cebándolo” para esta ocasión; asimismo saltaron algunas anécdotas sobre la crianza y triste final de este cerdo sacrificado –como es la costumbre- en la propia chacra por un matarife de la zona.

Luego, hechos anecdóticos que iremos narrando.

Bailando con su pareja de toda la vida

Imagen

Imagen

 

 

 

 

 

Que sople, que sople coreaban los asistentes, a lo que el abuelo Sixto, para algarabía de los presentes, con la fuerza de antiguo chacarero, apagó la vela y en 1 (en one).Imagen

Las fotos de reglamento

Imagen

Al final, también hubo piñataImagen