Esta mañana hemos participado como ponente en el curso “Gestión de la Calidad y Seguridad del Paciente” organizado por el Área de Centro Quirúrgico; Unidad de Quemados; y Central de Esterilización” del Departamento de Enfermería del Hospital Carrión del Callao.

calidad y seguridadNo obstante que el término “calidad” puede ser de uso rutinario, el concepto tiene sus particularidades en la atención al paciente, dada las dosis de insatisfacción de expectativas por parte nuestros usuarios, como se aprecia en encuestas de opinión y otros trabajos que auscultan la percepción de la población que acude a los establecimientos de salud y también de la sociedad en sus conjunto, la cual es bastante sensible a resultados no deseados, como son los eventos adversos derivados muchas veces de fallas en el proceso de atención.

Los niveles de seguridad no son iguales

Para graficar el ejemplo hemos comparado los niveles de seguridad máximos que se dan por ejemplo en las plantas nucleares, teniendo en consideración la catástrofe que significaría fallas de procesos que afectarían la seguridad de las mismas si se produjera el escape de energía nuclear. Igualmente los niveles de seguridad que deben tener las aerolíneas para evitar accidentes aéreos.

seguridad nuclear

La calidad está ligada necesariamente a la seguridad. Van de la mano, diríamos que calidad es la variable independiente y seguridad la variable dependiente.

¿Tenemos la misma percepción de seguridad en los procesos en salud?

El enfoque sistémico y la propuesta de Avedis Donabedian, basada en indicadores de estructura, proceso y resultado fueron discutidos utilizando ejemplos de nuestra actual situación institucional, donde encontramos evidencias de las debilidades en los indicadores de estructura; igualmente entramos al análisis de los indicadores de proceso, su reflejo en la calidad de atención y cómo sus debilidades podrían propiciar la aparición eventos adversos; luego los indicadores de resultado, que expresan el impacto de nuestros productos en la sociedad.

La actitud y el compromiso, son condición sine qua non para la calidad

solidaridadPara ser bastante simples y entendibles ante el auditorio, utilizamos fotos tomados en nuestro servicio de internos de medicina dando sus alimentos a pacientes que cursaban con ciertos niveles de dependencia, lo que determinaba que debían recibir dieta asistida por un familiar o por personal de salud, labor que generalmente cumplen los técnicos de enfermería; que bajo la lógica de un enfoque burocrático podrían haber señalado que “esa no era su función”, pero que una formación basada en valores -c permite actos como el presente, de solidaridad con el ser humano en situación doliente.

El Protocolo de Londres

Para concluir nuestra participación pasamos un video sobre el Protocolo de Londres, herramienta completa que analiza toda la cadena de sucesos y los factores que contribuyeron a que el error ocurra para finalmente descubrir cuáles son las carencias y deficiencias de la organización sanitaria.

Protocolo de Londres

Significa una manera diferente de gestionar el riesgo sanitario, facilitando una investigación clara de los sucesos adversos y significa ir mucho más allá de identificar cual fue el error o el “culpable” del error.