Se utiliza el pretexto para ocultar el hecho principal

Cuando la ministra Ana Jara apareció en los medios de comunicación dando las explicaciones sobre la bonificación que recibirían los empleados públicos por Fiestas Patrias, parecería que esta noticia nos llenaría de alegría, pero al continuar escuchándola nos fuimos llenando de rabia, porque se ha utilizado el pretexto para ocultar el hecho principal.

Ana Jara y los otros ministros recibirán S/. 60 MIL recibirán este mes de julio

Teniendo en cuenta que el pasado febrero los ministros se aumentaron el sueldo a S/. 30 mil, cada uno recibirá antes de 15 de julio un aproximado de S/. 60 mil, sumando sueldo y gratificación, por mandato legal que debe ser entregado al servidor, como corresponde a quienes están en el régimen de acuerdo a las normas para el sector privado.

Entre el aguinaldo de S/. 500 para los trabajadores del sector público y el que recibirán los ministros del Gobierno, de S/. 30 mil soles, es realmente una demostración que el Gobierno no estaría honrando su palabra en cuanto a la inclusión social, porque establece una brecha entre el servidor público “de a pie” y los miembros del ejecutivo.

No encontramos un calificativo para este despropósito gubernamental

Escuchar a la ministra Jara muy suelta de huesos poner el pretexto del servidor público para ellos recibir este mes de julio sesenta mil soles, lo entendemos no sólo como una cachetada a la pobreza sino la absoluta carencia de ética en el manejo de la cuestión pública.

Recordemos que este mismo personaje público fue denunciado por recibir doble bonificación del estado, una como parlamentaria y otra como ministra de estado; y no fue sino por el escándalo de la noticia que se vio forzada a declarar que devolvería el dinero ilegalmente percibido. (Ver: http://peru21.pe/politica/ana-jara-renuncia-sueldo-como-congresista-recibir-solo-ministra-2109379)

El Poder Ejecutivo tiene régimen de la actividad privada.

Nos enteramos también por boca de esta ministra que los que dirigen el sector público del país se encuentran en el régimen de la actividad privada, lo que les permite el cobro de beneficios económicos propios de ese sector, léase un sueldo de gratificación y tal vez CTS, algo que no goza el servidor público de a pie.


En qué país estamos, señores…..