Mi solidaridad con Juan (del duende al cuy)

el cuyNuestro conocido Juan Acevedo, historietista peruano, célebre por su personaje “El Cuy”, e impulsor de la historieta alternativa, acaba de ser despedido del diario Perú21.

He aquí su carta:

Agradezco la discreción de los amigos que me escriben al inbox preguntando qué pasa que el Kuraka no ha salido en “Perú21”. La verdad, no me provoca hablar sobre este asunto, pero cuando así les he dicho, algunos insisten en que son seguidores del Kuraka, y que yo me debo al público. Tiene sentido el reclamo y aquí está la información.

El jueves pasado, cuando volví de recibir el premio Huamán Poma que me otorgó el VII Salón Internacional del Humor Gráfico, encontré un email del Gerente de Producto de “Perú21” diciéndome: “El presente mail es para comunicarte que por reestructuración del producto de Otorongo hemos decidido prescindir de tus servicios.”

Respondí de inmediato, en el mismo tono que tuve con el diario desde que comencé a colaborar allí en 2005: “Se cierra así una etapa en mi trabajo y siento que debo agradecer a la vida por lo que aquella etapa significó.”

No recibí ninguna comunicación más.

Supongo que me hubiese parecido correcto recibir la despedida por parte del director periodístico, Juan José Garrido, pero supuse que así están los tiempos. También es verdad, hay que reconocerlo, que en aquella comunicación el Gerente de Producto me refirió que “J” estaba enfermo. No sé si esto incidió en la decisión de sacarme repentinamente, espero que se mejore.

Amigas y amigos, es cuanto tengo que comunicarles.

Mi solidaridad con Juan

Este hecho ha motivado no sólo la solidaridad con Juan por parte de sus miles de seguidores, sino que sirve también para poner sobre el tapete el tema de la ideología de los medios de prensa y su acercamiento con los poderes de turno.

Indudablemente, los medios de prensa no son asépticos, sino que tienen la ideología de sus propietarios. Ello no tendría nada de particular, sino fuera porque convertidos en el Cuarto Poder, se convierten en generadores de opinión pública, influenciando a los lectores, inclusive de los “lectores de kioskos”, quienes al paso leen los titulares de diarios amarillistas, amén de ser “el opio del pueblo” por su papel adormecedor de la conciencia crítica a través de sus “programas basura”

Los peruanos recordamos que esta posibilidad manipuladora a través de los medios de comunicación fue utilizada recientemente por la dupla Fujimori – Montesinos, ya sabemos con qué fin.

Una muestra de intolerancia

El Kuraka era un medio de crítica al gobierno y a los políticos, por lo que se infiere que en una muestra de intolerancia habrían ordenado a Perú21 que debían despedir a Juan.

Se habla sotto voce de la presión de la “borrachita de poder”, a quienes no les ha interesado la forma (despedir a través de un mail) sino el contenido (eliminar a quien les resultaba incómodo).

Hay Juan para rato!!!

Querrán volarlo y no podrán volarlo.
Querrán romperlo y no podrán romperlo.
Querrán matarlo y no podrán matarlo.