El sueño de los alquimistas fue descubrir “el elixir de la eterna juventud”. Asimismo, la leyenda es pródiga en contarnos como desde tiempos inmemoriales el hombre ha buscado la juventud perpetua.

Por encima de todas las teorías planteadas, pero sin pretender –por cierto- la vida eterna, considero que la enseñanza universitaria en razón a la interacción con los jóvenes estudiantes, principalmente a nivel de pre grado, nos permite mantener el espíritu siempre proactivo, contagiado de la actitud positiva de quienes empiezan a formarse como futuros líderes de nuestra patria, a quienes hay que formarlos no sólo en el eje cognitivo, sino también en el ético para que tengan una actitud contraria a la injusticia, la corrupción y la desigualdad.

IMG_2242

Compartiendo un almuerzo en la Facultad de Medicina

Cuánta razón tenía nuestro siempre recordado docente sanmarquino Neyra Ramírez cuando nos decía que la enseñanza es amistad. Agregaría que también es fuente inagotable de actitudes positivas y de renovación constante del conocimiento.