Salomón Zavala, recordado médico y mejor amigo, dijo esta tarde al hacer el Brindis de Honor: me parece haber rejuvenecido por lo menos 10 años, luego de escuchar el Discurso de Orden del médico pediatra Carlos Arica Chávez flamante Presidente de la Asociación Cuerpo Médico del Hospital Carrión del Callao, quien puño en alto prestó juramento “por la salud de los más necesitados”.

1

El hospital atraviesa su peor momento

El Dr. Arica en su alocución, ha afirmado que el hospital atraviesa tal vez el peor momento de su historia, por la alarmante falta de falta de insumos de laboratorio, de radiología, de medicamentos, lo cual produce la creciente insatisfacción de los pacientes, pero también la insatisfacción de los propios trabajadores por no contar con los medios necesarios para una mejor atención a nuestros pacientes.

En esas condiciones si se produjera un proceso de acreditación, el hospital difícilmente podría repetir la acreditación que alcanzara como Nivel III-1 al igual que sus pares, los grandes hospitales del Ministerio de Salud de Lima Metropolitana.

Tan lejos de Dios y tan cerca de los gobiernos regionales

El haber sido trasferido del Ministerio de Salud al Gobierno Regional ha resultado totalmente desfavorable para el hospital, porque la agenda del GRC resulta totalmente diferente a la del MINSA, en un hecho que se repite en muchas regiones del país, donde los propósitos e intereses de estos pasan por la utilización de la institución para fines ajenos a la misión del Hospital, sin que el MINSA logre efectivizar su rol rector; por que la politización de la salud ha llevado al uso de los hospitales en esa óptica política – electorera, diferente de los fines históricos de los hospitales en el contexto del fortalecimiento de la salud pública.

El Dr. Arica se mostró también sumamente crítico con la gestión de los actuales directivos del hospital, porque son personajes extraños que no conocen la problemática hospitalaria, señalando que debido a la inadecuada gestión de estos funcionarios los resultados negativos los tenemos a la vista, siendo los más afectados los pacientes que tienen que hacer gasto de bolsillo para atender su salud; y donde se trata de imponer una idea creciente de tercerizar los servicios porque consideran la salud como una mercancía y en consecuencia buscaran sacar mayor provecho sin entender que tratamos al paciente en situación doliente.

La propuesta del Cuerpo Médico

Para los médicos es un compromiso atender eficientemente a los pacientes, con calidad y calidez, porque esa es la razón de ser de los trabajadores de salud.

En el contexto actual será necesaria la unidad de todos los trabajadores para superar esta grave crisis, ante lo cual el Cuerpo Médico, después de tres años de inexistencia, debe recuperar su rol histórico en el seno de la institución y volver a ser el gremio líder.

También ha reclamado el Concurso de Directores porque el hospital tiene cuadros capaces de dirigir eficientemente la institución, y porque los hechos están demostrando que las decisiones tomadas por esta gente extraña que ha tomado por asalto los principales cargos, ha llevado a la profundización de la crisis del Hospital.

La leyenda de Casandra

Para reforzar su propuesta de que el Cuerpo Médico sea escuchado como un interlocutor válido, el Dr. Arica recurrió a la leyenda de Casandra, quien en la mitología griega tuvo el don de la profecía, pero que por un desacuerdo con el dios Apolo, este le dijo que seguiría teniendo su don, pero nadie creería en sus pronósticos porque jamás le escucharían. Así, no obstante haber anunciado la inminente caída de Troya, ningún ciudadano dio crédito a sus vaticinios, es decir, sus sabias palabras no eran escuchadas.

Por ello, finalizó afirmando que si el Cuerpo Médico no fuera escuchado, “iremos a las más altas instancias”.