El abordaje de la epidemia de Ébola en África, tiene características bastante particulares, por varias razones:

  1. Afecta a población de África Occidental donde hay mucha pobreza, falta de educación y no hay acceso a servicios básicos de salud.
  2. La ayuda sanitaria generalmente está a cargo de voluntarios procedentes de otras partes del mundo, ajenos al contexto social en que vive esta población.
  3. Los Elementos de Protección Personal (EPP) que son de uso obligatorio, son sumamente impermeables al contacto con el exterior, dada la alta contagiosidad de la enfermedad, impidiendo ver el rostro del trabajador de salud.

El impacto de los EPP

Si apreciamos el uniforme utilizado por el personal que atiende a la población en esta zona afectada por el temible virus, vemos que aparecen vestidos casi como astronautas, en atenciòn al rígido sistema de seguridad recomendado por la Organización Mundial de la Salud que busca impedir alguna brecha hacia el exterior, porque inclusive el contagio puede ocurrir cuando se quitan la ropa protectora o si existe algún roce de la piel con el guante sucio.

ebola_proteccion

Lógicamente una medida de seguridad de estas características afecta la relación personal entre el trabajador de salud y el paciente, dado que se evita por razones fácilmente entendibles un contacto directo con los enfermos, inclusive con los casos probables de la enfermedad.

Este hecho visto desde el lado de la población, tiene un efecto psicológico negativo, porque los hace sentir como aquellos “apestados” de la edad media, marginados por su alta contagiosidad, desvalorizados en esta relación bilateral, afectando no sólo su autoestima sino su propia concepción de seres humanos.

Poniendo rostro humano a esta relación

Para la artista estadounidense Mary Beth Hefferman, ante la crisis de la epidemia de ébola en África y viendo a los trabajadores de salud con sus aparatosos trajes protectores, era obvio preguntarse: “¿Por qué no se ponen una foto por fuera?”.

Hefferman veía la fotografía del rostro por fuera del “temible traje” como una manera obvia de humanizar la traumática situación que padecían los enfermos.

“Tuve un deseo increíble de actuar. Dejé el resto de mis proyectos, los puse a un lado y me metí por completo en esto”, le contó Hefferman a BBC Mundo.

Así viajó a Liberia para “ponerle rostro” a los trabajadores de los centros de tratamiento de ébola.

Ref: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2015/04/150409_ebola_proyecto_fotografia_traje_protector_az?ocid=socialflow_twitter