noviembre 2016


Justo al mes de haberse producido un gigantesco incendio en la avenida Independencia 1861 del distrito El Agustino de nuestra ciudad capital, nos hemos dirigido al lugar de los acontecimientos con las estudiantes de enfermería de la Universidad Decana de América para hacer un estudio de investigación que comprenda la Epidemiología Post-Desastre.

La noticia y los medios de comunicación

De acuerdo a las noticias difundidas en su momento, diríamos que este incendio fue noticia por 2 razones principales:

  1. Porque afectó el almacén de medicinas del Ministerio de Salud (Minsa) en donde se guardaba importante información sobre compras de medicamentos, con las sospechas generadas debido a los recientes escándalos de corrupción en el sector Salud; y
  2. Porque en ese siniestro fallecieron 3 valerosos bomberos voluntarios.

Nada más fue noticia?

¿Preguntamos, pero es que nada más fue noticia? ¿Acaso la población de esa zona no fue afectada?, porque de ella poco o nada se dijo no obstante haber estado expuesta durante varios días a los efectos tóxicos del monóxido de carbono.

Más aún, desde las altas esferas del gobierno, como un mensaje para dar respuesta a los supuestos móviles políticos se señaló que en el plazo máximo de 10 días se habrían culminado las investigaciones sobre este caso, pero sobre las acciones realizadas con la población afectada no se señalaba nada.

El periódico de ayer

Recordábamos las letras de la canción “El periódico de ayer” del conocido cantautor Héctor Lavoe, quien nos dice “Tu amor es un periódico de ayer/que nadie más procura ya leer/sensacional cuando salió en la madrugada/a medio día ya noticia confirmada/y en la tarde materia olvidada…

Los pobladores entrevistados del barrio de Belén nos señalan que el humo tóxico que salía tras el incendio que afectó a sus familias y debido a la falta de atenciòn por parte del Estado, tuvieron que hacer marchas y reclamaciones inclusive bloqueando un tramo de la transitada Vía de Evitamiento, una de la principales vías de ingreso a la ciudad, justamente para hacer escuchar sus reclamos porque de ellos nadie se acordaba o tal vez porque para las autoridades eran ya “un periódico de ayer”.

La población nos ha manifestado que la ayuda llegó días después del incendio, no obstante que este humo puede afectar los ojos, irritar el sistema respiratorio y agravar las afecciones de personas que padecen de enfermedades cardíacas y pulmonares crónicas y que una exposición prolongada, mayor de 8 horas al monóxido de carbono, a una concentración de 25 p.p.m. produce agravamiento de síntomas en pacientes con enfermedades cardiovasculares.

No tienen información de acciones de seguimiento que se haya realizado principalmente sobre las personas de mayor vulnerabilidad para este gas.

Los resultados de este estudio de investigación serán expuestos como parte del fin de Curso de Epidemiología.

 

 

 

http://larepublica.pe/sociedad/814066-el-agustino-causas-del-incendio-se-conoceran-en-10-dias

http://elcomercio.pe/sociedad/lima/agustino-incendio-consume-deposito-fabrica-suelas-noticia-1940034

http://www.americatv.com.pe/noticias/actualidad/agustino-veciunos-que-sufren-humo-toxico-bloquearon-evitamiento-n251788

 

Anuncios

Octubre es un mes de muchas anécdotas y celebraciones. Así, octubre es el “mes morado” en recuerdo al Señor de los Milagros llamado también el “Cristo Moreno”; de nuestro héroe nacional Miguel Grau y la Batalla de Angamos; de  tierra Chincha y de mi colegio Pardo.

Pero también es el mes de nuestra reunión promocional

La noche de sábado 29 de octubre último hemos vuelto a reunirnos los ex alumnos de la Facultad de Medicina de San Fernando, integrantes de la promoción que el año pasado celebráramos nuestras Bodas de Rubí al cumplir 40 años de egresados del alma mater de la medicina.

Se ha vuelto una tradición la Cena Anual, convirtiéndose en un compromiso ineludible de los “jóvenes de ayer”, por tanto nos esforzamos por estar presentes en esta reunión que tiene la importancia adicional de  ser una reunión de reencuentro; y como tal, una velada de mucha joda, pues como la dice la canción “Recordar es volver a vivir”.

Al igual que en los años anteriores, iniciamos la reunión recordando a los cc. que ya no están físicamente con nosotros, haciendo un minuto de silencio, asumiendo el compromiso que siempre estarán en nuestras mentes y en los homenajes promocionales.

Algunos compañeros que hicieron uso de la palabra aprovecharon la oportunidad para recordar anécdotas promocionales. Lucy del Carpio por ejemplo nos contaba micro en mano las palomilladas de su grupo, Imelda Soriano y Emma Stuard que habían venido desde los “yunaites” se vieron envueltas en una “lluvia de abrazos”.

Como se dice en circunstancias similares, “tuve el alto honor” de dirigirme a los presentes para hacer el Brindis y dar unas palabras de júbilo y regocijo por la reunión. Anecdóticamente, cuando Walter Ramón que oficiaba de Maestro de Ceremonias a través de los micrófonos anunció mi nombre para hacer uso de la palabra, ya me dirigía presto al escenario, cuando pude percatarme que había dejado mi copa de vino en la mesa, por lo que tuve que retornar rápidamente, porque no puede haber brindis sin vino tinto en la mano.

Luego se irían formando grupos para conversar alegremente y tomarnos unos selfies que guardamos para el recuerdo y finalmente el baile de fondo.

Larga vida, compañeros y hasta el próximo octubre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.