Octubre es un mes de muchas anécdotas y celebraciones. Así, octubre es el “mes morado” en recuerdo al Señor de los Milagros llamado también el “Cristo Moreno”; de nuestro héroe nacional Miguel Grau y la Batalla de Angamos; de  tierra Chincha y de mi colegio Pardo.

Pero también es el mes de nuestra reunión promocional

La noche de sábado 29 de octubre último hemos vuelto a reunirnos los ex alumnos de la Facultad de Medicina de San Fernando, integrantes de la promoción que el año pasado celebráramos nuestras Bodas de Rubí al cumplir 40 años de egresados del alma mater de la medicina.

Se ha vuelto una tradición la Cena Anual, convirtiéndose en un compromiso ineludible de los “jóvenes de ayer”, por tanto nos esforzamos por estar presentes en esta reunión que tiene la importancia adicional de  ser una reunión de reencuentro; y como tal, una velada de mucha joda, pues como la dice la canción “Recordar es volver a vivir”.

Al igual que en los años anteriores, iniciamos la reunión recordando a los cc. que ya no están físicamente con nosotros, haciendo un minuto de silencio, asumiendo el compromiso que siempre estarán en nuestras mentes y en los homenajes promocionales.

Algunos compañeros que hicieron uso de la palabra aprovecharon la oportunidad para recordar anécdotas promocionales. Lucy del Carpio por ejemplo nos contaba micro en mano las palomilladas de su grupo, Imelda Soriano y Emma Stuard que habían venido desde los “yunaites” se vieron envueltas en una “lluvia de abrazos”.

Como se dice en circunstancias similares, “tuve el alto honor” de dirigirme a los presentes para hacer el Brindis y dar unas palabras de júbilo y regocijo por la reunión. Anecdóticamente, cuando Walter Ramón que oficiaba de Maestro de Ceremonias a través de los micrófonos anunció mi nombre para hacer uso de la palabra, ya me dirigía presto al escenario, cuando pude percatarme que había dejado mi copa de vino en la mesa, por lo que tuve que retornar rápidamente, porque no puede haber brindis sin vino tinto en la mano.

Luego se irían formando grupos para conversar alegremente y tomarnos unos selfies que guardamos para el recuerdo y finalmente el baile de fondo.

Larga vida, compañeros y hasta el próximo octubre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.