Este sábado 25 de marzo al mediodía en el local de la Escuela de Postgrado se desarrolló  la Ceremonia de Clausura de la XX Diplomatura en Auditoría Médica.

De acuerdo al programa elaborado, hizo uso de la palabra la Dra. Grace Zúñiga Ñahuis, quien agradeció a la Universidad por la alta calidad académica del diplomado acorde con la tradición sanmarquina. El brindis estuvo a cargo del Dr. Oscar Espejo quien resaltó la activa participación de los alumnos para el logro de los objetivos del diplomado.

Involucramiento de la familia

A su turno, el Dr. William Castro, Coordinador del diplomado agradeció la presencia de los familiares de los alumnos, resaltando el involucramiento de la familia en los estudios de postgrado que brinda la Universidad Decana de América, lo cual daba un interesante marco a esta actividad protocolar.

El know how del diplomado

El Dr. Castro hizo hincapié en el know how adquirido gracias al desarrollo continuo de este Programa y la experiencia acumulada a lo largo del mismo, que el día de hoy daba término a su XX versión.

A partir de las actualizaciones de la taxonomía de Benjamín Bloom que permite establecer los objetivos de aprendizaje, consideramos que además del desarrollo del marco teórico para la adquisición de conocimientos, es necesario que se logren habilidades que les permita desarrollar herramientas para el ejercicio de las auditorías; y además de ello, en un tema siempre actual también se tuvo al eje axiológico como columna vertebral en la formación de los nuevos auditores médicos que deben tener un perfil ético sólido acorde con las exigencias de la sociedad.

Para el logro de los objetivos se incorporó el aula virtual como medio de comunicación académica, lo que permitió una activa participación en los foros donde se planteaban problemas actuales de auditoría.

Pero es necesario señalar que el éxito de un Programa de estas características tiene un nivel de complejidad que va desde la fase de Planificaciòn, la búsqueda de aulas ad hoc que cuenten con medios audiovisuales modernos, docentes con experiencia en el trabajo como auditores y temas conexos; y lo que consideramos fundamental la participación de docentes facilitadores que trabajen con los alumnos en pequeños grupos, para lo cual es indispensable que su actividad diaria sea justamente en este campo profesional.

Como toda actividad académica la modalidad de desarrollo del diplomado permite lograr además otros subproductos derivados de la relación entre personas que deben aprender a formar equipos de trabajo, cuya madurez se expresaba en las exposiciones que hacían en las plenarias. Debe señalarse que la dinámica de este tipo de trabajo es compleja justamente porque integra a personas con cualidades diferentes, siendo por ello que el diplomado lo considera como parte esencial en la formación de profesionales de alta calificación cuya actividad profesional les permitirá ocupar importantes cargos estratégicos dentro de la estructura organizacional de las empresas.

Reconocimiento a los docentes

En estas palabras finales debo agradecer a la Universidad por haberme permitido dirigir la Diplomatura en Auditoría Médica, a los docentes invitados por su participación y a los tutores que me acompañaron en esta tarea, por lo cual es menester resaltar el rol desempeñado por los Drs. Luis Gamero Oviedo, Oscar Espejo Fernández, Marissa Muñoz Ayala y Lourdes Ortega Vera, quienes fueron reconocidos por los alumnos por su alta calificación profesional.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios