Para no olvidarnos del origen de esta celebración

El Primero de Mayo se celebra El Día Internacional de los Trabajadores, considerada como fiesta del movimiento obrero mundial en su lucha reivindicativa. Se estableció en la mayoría de países por acuerdo del Congreso Obrero Socialista de la Segunda Internacional celebrado en París en 1889, como jornada de lucha reivindicativa y de homenaje a los Mártires de Chicago.

El contexto histórico

Con la revolución industrial en la primera mitad del siglo XIX, crece la migración del campo a la ciudad iniciándose el desarrollo de las urbes, inicialmente periféricas a los centros laborales. Estos hechos que impulsan el desarrollo, se dan con situaciones negativas para la salud de los trabajadores, debido a que se instalan en lugares insalubres, donde prevalece el hacinamiento y pésimas condiciones de vida. La jornadas de trabajo era de hasta 18 horas, con salarios miserables,

La consigna de los sindicatos que exigían el cambio era conseguir “Ocho horas para el trabajo, ocho horas para el sueño y ocho horas para la casa”. Su consecución marcó un punto de inflexión en el movimiento obrero mundial.

Los hechos que marcaron la historia

Tras varios años de lucha, los sindicatos más importantes de Estados Unidos determinaron en 1884 que a partir del 1 de mayo de 1986 realizarían jornadas de ocho horas, algo que desencadenaría en la huelga si las empresas no aceptaban.

En la ciudad de Chicago, una ciudad poblada por multitud de trabajadores, se inició una huelga que se extenderían durante cuatro días. Los enfrentamientos entre trabajadores y fuerzas de seguridad fueron de gran violencia y el día 4 de mayo, una bomba lanzada por un provocador estalló en Haymarket Square, acabando con la vida de un policía. Las autoridades detuvieron a una treintena de personas tras culpabilizar al movimiento obrero del asesinato del policía. Como resultado, ocho trabajadores anarquistas fueron condenados a muerte.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios