Finalmente este evento sería además, una reunión de reencuentro promocional. Hubo una buena respuesta que permitió a los que estudiamos en el histórico Colegio Pardo de Chincha (el siglo pasado, jajaja) tener un buen pretexto para esta reunión de confraternidad promocional.

El motivo central era el cumpleaños de Juan Romero

Juan vive desde hace muchos años en los Estados Unidos y vino desde los “yunaites” acompañado de su familia para celebrar sus 70 años de edad en la tierra que lo vio nacer y aprovechar también en la parte gastronómica probar -como no- el mancha pecho, nombre que le damos a nuestra sabrosa carapulcra con sopa seca, manjar de Chinchaycamac, dios tutelar de los Chinchas y desde entonces de todos los chinchanos.

Parece que el contacto para “armar” esta reunión y convocarnos fue nuestro común Miguel Veliz, Presidente de la Promoción 1964.

Se trataba de una reunión sorpresa, donde el cumpleañero no sabía lo que se había preparado, pues las coordinaciones habían sido con su señora e hijos. Fue así que “lo sacaron” de su casa con el pretexto de salir a almorzar en algún restaurante de la ciudad y se dirigieron al Centro de Esparcimiento de la PIP (AOPIP) de Casuarinas, Surco donde ya estábamos nosotros “calentando el cuerpo” con un buen pisco peruano (el único).

Confirmándose que realmente el cumpleañero no sabía de nada, grande fue su expresión de asombro al ver a sus compañeros de colegio dándoles la bienvenida en este local; pero también era de una alegría indescriptible toda la serie de emociones que se daban en vorágine.

A nombre de la promoción hizo uso de las palabras nuestro amigo Lauro Muñoz Garay,

 

Fue una reunión de lo mejor, con música del recuerdo y “hora loca” incluida.

Larga vida estimado Juan.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Anuncios