Es un hecho harto conocido la grave crisis en la que se encuentra el sector salud en nuestro país, lo cual ha sido mostrado hasta la saciedad por los medios de comunicación y señalado también por los propios trabajadores.

Las autoridades de turno también lo han reconocido, pero no se avizora a la fecha alguna perspectiva de cambio, con el riesgo de colocarlos una situación de absoluta incapacidad para manejar el sector, con responsabilidades que podrían alcanzar al mismísimo primer mandatario de la nación.

En el Callao estamos “más pior”

Decir que algo está “más pior” es una frasecita que puede colisionar con el castellano puro, pero suele utilizarse en algunos sectores sociales para expresar de manera categórica y contundente que las cosas están bastante críticas debido a la gravedad de hechos detectados.

Es así, que cuando coloqué una nota en las redes sociales tomando las palabras del ministro del sector sobre lo que podría ser la posibilidad de volver al MINSA, los comentarios que han venido apareciendo apoyan absolutamente esta la necesidad.

La nota a la que hago referencia y que ha sido compartida 85 veces hasta este momento, tomaba las declaraciones del Ministro de Salud Fernando D’Alessio aparecidas en un diario de circulación nacional referidas a “retomar el rol rector del MINSA en el sector salud”, lo que significaría de hecho que el “Hospital Carrión volvería al MINSA”.

El ministro señalaba que “Es importante recuperar la rectoría de los hospitales que están fuera de Lima y que en este momento están bajo el control de los gobiernos regionales administrativa y médicamente”; y que “En este momento se está viendo la norma que de alguna manera permita rescatar el rol del Ministerio como ente regulador y promotor de la salud en todo el país”.

La medida aparece entonces como urgente en razón a que bajo el Gobierno Regional este emblemático hospital se encuentra en su nivel más bajo (ha tocado fondo se escucha decir), no solo por gestores ineficientes sino porque el manejo del presupuesto también es bastante observable.

La tarea no será fácil

Obvio. El GORE buscará mil y una justificaciones para mantener el hospital en el ámbito de su jurisdicción, aun cuando  creemos que se trataría básicamente de razones políticas y nada más, porque los hechos han demostrado hasta la saciedad que no han sido capaces de mejorar los indicadores de estructura ni las condiciones de trabajo en el nosocomio, donde todo falta, desde insumos, medicamentos e inclusive hay un importante número de personal contratado que no recibe sus pagos desde hace varios meses.

Urge formar la Coordinadora de Salud Regional

Por esta razón, resulta necesario la unidad de todos los trabajadores de la región para impulsar estas gestiones ante el Ministerio de Salud.

Los gremios lamentablemente o están adormecidos algunos, o dan la sensación que estarían comprometidos con las autoridades, por lo cual no buscarán hacer nada para impulsar este cambio, lo que significará trabajar desde las bases mismas con nuevos liderazgos.

 

Anuncios