Miscelaneas


Al celebrarse el 28 de noviembre el Día del Médico Internista, los compañeros de mi promoción, egresados de la Facultad de Medicina de San Fernando de la cuatricentenaria Universidad Nacional Mayor de San Marcos nos han colmado de saludos a través de la mensajería instantánea WhatsApp.

Qué es el médico internista

No son pocas las personas que suelen preguntarnos del carácter de esta especialidad y tampoco resulta fácil explicarlo.

Debe reconocerse también los cambios derivados del desarrollo de la tecnología y de otras incursiones como la economía de la salud que busca la racionalidad del gasto y los sistemas prestacionales de la atención médica, lo cual influye en la prestación y en la expectativa de pacientes cada vez más demandantes.

Los tiempos han cambiado el enfoque de la atención médica de alguna manera como consecuencia del vertiginoso desarrollo tecnológico que nos permite explorar áreas corporales de maneras impensadas, lo cual hace que creer que siempre es indispensable como primera opción en el abordaje del paciente privilegiar la tecnología. Con ello también el desarrollo de las especialidades por órganos, diríamos que así el pulmón lo debe ver el neumólogo, el corazón el cardiólogo, el aparato digestivo el gastroenterólogo, el urólogo también tiene lo suyo y hasta la piel ha sido derivada al dermatólogo.

Pero el paciente no es un conjunto de órganos, sino un ser humano en situación doliente que acude -con mucho- porque requiere ser escuchado antes de toda la evaluación y que tiene una fuerte carga emocional por la misma circunstancia.

Podríamos inclusive señalar que hasta podría ser el heredero del histórico médico de cabecera, no obstante que éste era generalista y no necesariamente especialista, pero se reconocía en él su carácter holístico e integrador de la medicina.

La visión de los colegas de mi promoción

Con ocasión de esta efemérides, me permito colocar en el blog lo que han sido sintéticamente algunos de los mensajes de saludo a los internistas de la promoción.

Jorge Thornberry dice en su mensaje “San Fernando fue cuna de grandes internistas que ejercieron la práctica clínica y la docencia, primero influenciados por la Escuela Francesa y posteriormente por la norteamericana. Vaya hoy nuestro homenaje a esos grandes maestros y a sus dignos herederos, nuestros colegas internistas”.

Jorge Medina señala en su saludo que: “Los médicos de nuestra generación fuimos formados en base a semiología clínica, netamente francesa, desarrollamos el tacto, vista, oídos y sentidos necesarios en la exploración, análisis e interpretación de las enfermedades, con poca tecnología a disposición y sobre todo con humanismo”

Richard De la Flor, un colega de nuestra promoción que acaba de volver a Perú después de 40 años de ejercicio profesional en USA, no dice:

Nunca había celebrado el día del internista. Qué alegría enterarme de que en mi país haya un reconocimiento similar entre los colegas.

Yo viví y trabajé 40 años en USA, como internista clínico y académico y no estamos acostumbrados a estos bonitos gestos especialmente entre amigos y colegas, así como miembros de tan querida y prestigiosa promoción San Fernandista.

Estaré aquí apoyando y si tengo la oportunidad y si Dios lo permite, poder contribuir con unos granitos de arena para de una forma u otra, mejorar nuestra imagen y presencia, como verdaderos clínicos por excelencia, como nuestros queridos y recordados maestros, en particular a nuestro recordado Dr. Lanfranco en el 2 de Mayo y el Dr. Chessman, entre otros, siempre nos ejemplificaron e inculcaron.

No quisiera olvidarme tampoco de los grandes e inolvidables internistas del hospital Loayza, del Callao, el ex-hospital obrero y del empleado.

Me aúno a la celebración y quisiera así felicitar a los demás internistas del país y en especial a todos los que pertenecen a este grupo, tanto aquí como en el extranjero.

Muchas gracias y muchos cariños a todos.

Anuncios

Desde 1953, los peruanos celebramos el 6 de julio el “Día del Maestro”. La fecha corresponde a la la fundación de la primera Escuela Normal de Varones, un 6 de julio de 1822, aun cuando desde los tiempos del Tahuantinsuyo existen las palabras “yachay wasi” y “amauta”,

El yachaywasi (en quechua: yachay wasi, “Casa del Saber” era el lugar en donde los varones adolescentes de la nobleza incaica eran preparados con los conocimientos necesarios para la administración y el gobierno , enseñanza que estaba a cargo de los amautas, los maestros o sabios del imperio.

Diremos en adición, que revalorando este concepto, este nombre que tenían los maestros en la época del incanato, es utilizado actualmente por el estado peruano para otorgar la condecoración máxima (Grado de “AMAUTA”) a todo profesional que en su labor educativa ostente una trayectoria académica y profesional de excepcional relieve, cuya obra haya contribuido notoriamente y con impacto evidente a la consecución de los fines generales de la educación, y que sea considerada un aporte significativo a la educación, ciencia o cultura del país.

Trascendencia del maestro en la sociedad.

El tránsito de país subdesarrollado a desarrollado se basa objetivamente en indicadores, siendo uno de ellos la tasa de analfabetismo. La pregunta que cae de madura es ¿y quienes asumen esa histórica tarea? La respuesta resulta obvia: El Maestro.

Esa labor de alfabetización que inicialmente puede significar aprender las primeras letras va más allá, pues el proceso educativo nos lleva también a la adquisición de ideas y conceptos que servirán para tomar decisiones en nuestras vidas.

Los que vivimos en el mundo citadino no siempre logramos entender desde la ciudad lo duro que puede ser este proceso en el interior de nuestra patria, un país de diversidad cultural, lingüística y con brechas económicas, que genera inequidades también en el campo de la adquisición de conocimientos, debido entre otros factores a las condiciones de infraestructura inadecuadas de los colegios de ese “Perú profundo” que solo sirve a los políticos para sus discursos demagógicos, pero no pasa por una real valoración del personaje central de este proceso, es decir el maestro peruano.

El compromiso de los maestros con su misión a pesar de las dificultades

Visto en retrospectiva y con ojos de egresados de las escuelas, encontramos que aquello que grafica excelentemente en sus décimas el gran Nicomedes Santa Cruz, señalando el perfil del estudiante juguetón, que se desconcentraba en las clases y que obligaba a que el maestro utilizara como estrategia didáctica métodos que hoy serían considerados como bullyng, pero que correspondes a una época donde esto tenía el visto bueno de los padres.

Los tiempos han cambiado, vivimos la revolución científica y tecnológica, donde la megatendencia de la información ha cambiado conceptos clásicos, pasando de la biblioteca Gutenberg a la biblioteca virtual que debe obligar al estado a mejorar la infraestructura de los colegios y capacitar a los maestros para que puedan asumir estos nuevos retos del proceso educativo.

No hacerlo provoca un retraso en la escuela pública que hasta hace unos años era pionera en la educación, superando largamente a la escuela privada.

Homenaje a mis maestros

Finalmente, voy a permitirme en esta fecha rendir homenaje a los maestros que influyeron en el curso de mi vida para lograr ser el profesional que soy. Así desde la profesora Rosalía que me enseñó “el cartón” con el cual mi generación aprendía las primeras letras, luego a los profesores del Colegio N° 563 de la provincia de Chincha donde cursé los estudios de primaria y finalmente del glorioso Colegio Nacional José Pardo y Barreda del cual acompaño el post colocado anteriormente en mi blog.

https://williamcastro.wordpress.com/2014/01/10/profesores-del-colegio-pardo-de-chincha-1955-2/#comment-2611

Los profesores de mi Colegio Pardo, en foto de la época.

profes-1955

 

Que injusticia.

Hasta ahora no logro entender porque los niñitos desde inicial deben ir al colegio cargando una tremenda maletota o una mochila de gran tamaño llevando útiles que bien pueden alcanzar para un tiempo mayor y que, en consecuencia, resulta excesiva para la clase de 1 día.

El tamaño de la maleta no es directamente proporcional con la calidad de la enseñanza

Definitivamente no es mejor colegio el que obliga a sus alumnitos a llevar tremenda maleta, que si no tuviera rueditas bien podría producirle dolores musculo esqueléticas principalmente de la columna cervicodorsal.

Era mejor mi block (que además lo llevaba doblado en el bolsillo del pantalón)

El haber observado a Ibrahim, mi pequeño nieto ir al colegio en su primer día de clases jalando tamaña maleta ha traído a la memoria mi época de escolar cuando llevábamos solamente un block de 50 páginas. Luego aparecería el libro Coquito y posteriormente con la enciclopedia Bruño.

Con eso era suficiente y los resultados saltan a la vista. Y debo afirmar ademàs que los docentes eran de categoría A1.

Entonces para que maltratar el bolsillo de los padres de familia y el espinazo de los niñitos con tan pesada carga.

Al cole

 

La periodista Julia de Titto, colaboradora en Revista América XXI, nos dice que en la historia del feminismo se pueden encontrar hasta tres olas:

  1. La primera ola que correspondería al llamado “feminismo ilustrado”, en el marco de la Revolución francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre, que exigió “la inclusión de las mujeres en esos principios universalistas”.
  2. La segunda ola se dio “entre mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX” y abonó a “las luchas por la igualdad en cuestiones legales como el derecho a la propiedad y, en particular, al voto”.
  3. La tercera ola apareció a mediados del siglo XX, “vinculada a otras demandas, como los derechos reproductivos y sexuales, donde se masificaron los grupos de concienciación y problematización sobre la diversidad que implica el ‘ser mujer’, en términos de clase y étnicos”.(1)

Pero, no olvidar a los iniciadores del movimiento

Revisada la literatura y los medios de comunicación que sobre todo el día de hoy expresan su saludo a la mujer, creemos importante (y por ello lo colocamos en este artículo) resaltar la figura de Clara Zetkin (1857-1933).

En 1910, la Internacional Socialista de Mujeres decidía que el 8 de marzo fuera el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La impulsora de esta decisión fue Clara Zetkin, nombre imprescindible para entender el feminismo socialista de principios del siglo XX. Madre de dos hijos y trabajadora incansable, Clara luchó toda su vida por los derechos básicos de la mujer.(2)

(1) https://actualidad.rt.com/actualidad/232766-8-marzo-realiza-paro-internacional-mujeres
(2) http://www.mujeresenlahistoria.com/2012/03/la-mujer-trabajadora-clara-zetkin-1857.html

Los datos son importantes cuando se desea analizar un problema y más aún cuando se debe tomar decisiones. En tal sentido, alcanzamos la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

Según grupos de edad

De 0 a 11 años: 3 millones 375 mil
De 12 a 17 años: 1 millón 712 mil adolescentes
De 15 a 49 años: 8 millones 483 mil se encuentran en edad fértil
De 60 y más años de edad: 1 millón 724 mil son adultas mayores.

Situación laboral

  • Al año 2016, la Población Económicamente Activa (PEA) está conformada por 7 millones 439 mil 600 mujeres de 14 y más años de edad.
  • En Lima Metropolitana, la PEA femenina está integrada por 2 millones 458 mil 400 mujeres.
  • De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), las mujeres que trabajan totalizan 7 millones 100 mil 100 y representan el 95,4% de la PEA femenina.
  • Según lugar de residencia, en el área urbana, las mujeres que tienen empleo representan el 94.4% y en el área rural el 99.1%.
  • De las mujeres que trabajan, el 27.1% se encuentra afiliado a un sistema de pensión y el 77.2% cuenta con seguro de salud.
  • El 36.4% de las mujeres que trabajan han alcanzado nivel de educación secundaria; el 30.9% primaria; el 16.7% superior universitaria y el 16.0% superior no universitaria.

IMG_2897.JPG

Esperanza de vida al nacer

Al año 2017, la esperanza de vida de las mujeres al nacer es de 77.67 años; superior en 5.26 años a los hombres (72.41 años). Cabe señalar, que para el año 2050, la esperanza de vida de las mujeres será de 82.22 años.

Hijos

Los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) del periodo 2014-2015, nos dicen que:

  • La edad mediana al nacimiento del primer hijo en las mujeres entre 25 y 49 años de edad, fue a los 22.1 años.
  • De acuerdo con el grado de instrucción, esta edad fue más temprana en las mujeres sin educación (19.4 años), que en aquellas de educación secundaria (21.2 años).
  • Según el lugar de residencia, las mujeres del área rural tienen su primer hijo 2.8 años antes que las del área urbana (22.9 años).
  • Las adolescentes que ya son madres o están embarazadas por primera vez, el 28.7% tiene 19 años, 20.7% tiene 18 años, 11.7% tiene 17 años, 5.9% son de 16 años y 3.0% tiene 15 años.

Violencia contra la mujer

  • Los resultados de la ENDES del primer semestre de 2016, mostraron que el 70.4% de las mujeres fueron víctimas de violencia alguna vez por parte del esposo o compañero.
  • Por tipo de violencia, el 66.4% sufrió violencia psicológica y/o verbal, 32.4% física y 6.8% sexual.
  • Según el estado conyugal, el 86,8% de las mujeres divorciadas, separadas o viudas sufrieron algún tipo de violencia y en las casadas o convivientes fue el 67.4%.

Fuente: 8 de marzo: ¿Cuántas peruanas celebrarán el Día Internacional de la Mujer?. http://rpp.pe/economia/economia/dia-de-la-mujer-8-de-marzo-cuantas-peruanas-celebraran-el-dia-internacional-de-la-mujer-noticia-1035251

 

Octubre es un mes de muchas anécdotas y celebraciones. Así, octubre es el “mes morado” en recuerdo al Señor de los Milagros llamado también el “Cristo Moreno”; de nuestro héroe nacional Miguel Grau y la Batalla de Angamos; de  tierra Chincha y de mi colegio Pardo.

Pero también es el mes de nuestra reunión promocional

La noche de sábado 29 de octubre último hemos vuelto a reunirnos los ex alumnos de la Facultad de Medicina de San Fernando, integrantes de la promoción que el año pasado celebráramos nuestras Bodas de Rubí al cumplir 40 años de egresados del alma mater de la medicina.

Se ha vuelto una tradición la Cena Anual, convirtiéndose en un compromiso ineludible de los “jóvenes de ayer”, por tanto nos esforzamos por estar presentes en esta reunión que tiene la importancia adicional de  ser una reunión de reencuentro; y como tal, una velada de mucha joda, pues como la dice la canción “Recordar es volver a vivir”.

Al igual que en los años anteriores, iniciamos la reunión recordando a los cc. que ya no están físicamente con nosotros, haciendo un minuto de silencio, asumiendo el compromiso que siempre estarán en nuestras mentes y en los homenajes promocionales.

Algunos compañeros que hicieron uso de la palabra aprovecharon la oportunidad para recordar anécdotas promocionales. Lucy del Carpio por ejemplo nos contaba micro en mano las palomilladas de su grupo, Imelda Soriano y Emma Stuard que habían venido desde los “yunaites” se vieron envueltas en una “lluvia de abrazos”.

Como se dice en circunstancias similares, “tuve el alto honor” de dirigirme a los presentes para hacer el Brindis y dar unas palabras de júbilo y regocijo por la reunión. Anecdóticamente, cuando Walter Ramón que oficiaba de Maestro de Ceremonias a través de los micrófonos anunció mi nombre para hacer uso de la palabra, ya me dirigía presto al escenario, cuando pude percatarme que había dejado mi copa de vino en la mesa, por lo que tuve que retornar rápidamente, porque no puede haber brindis sin vino tinto en la mano.

Luego se irían formando grupos para conversar alegremente y tomarnos unos selfies que guardamos para el recuerdo y finalmente el baile de fondo.

Larga vida, compañeros y hasta el próximo octubre.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta tarde hemos tenido una reunión de chinchanos co-promocionales que hicimos estudios secundarios en el Colegio Pardo, quienes precisamente hace 2 años celebramos Bodas de Oro.

Debo decir que con alguna frecuencia los paisas residentes en Lima hacemos estas gratificantes reuniones de camaradería que sirven entre otras cosas para reforzar lazos de amistad que serán siempre eternas entre quienes pasamos juntos los años de nuestra juventud formados en el alma mater de la provincia.

Esta vez la reunión fue en casa de José Celestino Lévano, un oficial de la Policía Nacional en situación de retiro, quien al lado de su familia fue excelente anfitrión. Miguelito Veliz se portó con un pisco de categoría A1 como es su costumbre, de esos que deben tomarse puros necesariamente. La comida fue preparada por nuestra paisana Carmela Saravia experta en el popular “mancha pecho”, nombre dado a la carapulca, comida irremplazable en este tipo de reuniones de chinchanos.

El anecdotario

Una característica común es traer a la conversación anécdotas de esa época maravillosa, donde curiosamente la palabra bullying no existía y muy por contrario los padres delegaban autoridad a los maestros, nombre dado a los profesores en tanto que participaban en el reforzamiento de valores en los estudiantes.

No podía faltar una del Profesor Pedro Ronceros, quien tenía como apodo “Lorito”, un hombre severo pero a quienes todos respetábamos por su dedicación a la enseñanza. Este profesor tenía por costumbre tomar “pasos orales” al inicio de la clase y si alguien no contestaba le decía: “cómo no sabe, oiga usted yo que padre lo colgaba de un guarango” (un árbol de la zona de Chincha). La risa por cierto no podía faltar, aunque lo hacíamos en tono bastante bajo en esas circunstancias por razones obvias, pero que después en el intermedio servía para bromear a la víctima del citado profesor; o una del profesor Don lucho Cànepa quien nos carajeaba si observaba un mal comportamiento nuestro, pero ambos profesores por ejemplo han sido considerados por todas las promociones como unos excelentes y muy respetados maestros.

También otra cuando un alumno muy dedicado a los libros le preguntó a un profesor: “Profe, y usted sabe dónde tenemos el alma”, recibiendo como respuesta lo siguiente: “Mira hijito, yo no sé dónde estará el alma, pero lo que si se es que si continuas molestando de un patadón te voy a sacar el alma”. Igualmente la risa brotaba casi instantáneamente entre los alumnos.

Desde luego que no podían faltar las de los Auxiliares de Educación, aquellos personajes del sistema educativo encargados de velar por la conducta del estudiantado, como por ejemplo la del Sr. Artemio Hernández, conocido como “Batea” apodo con el cual lo conocimos y nunca nos enteramos del origen del mismo, persona bastante rígida pero que a la vez era amigo de los alumnos.

Sobre él mi primo Lauro Muñoz, quien tiene un  repertorio inmenso de anécdotas de todas las épocas nos decía que el Sr. Hernández para hacer entrar en orden a la clase nos ordenaba en 2 filas, diciendo; “los serranos por allá”, “los cholos por acá” y que en una oportunidad un alumnos “de la color” (como diría alguien) le preguntó inocentemente: ¿y los negros?, a lo cual respondió “los negros más allá porque no los veo”. Chincha siempre ha tenido una población grande de gente que procedía de la quebrada, zona de sierra de la provincia, de donde “bajaban” muchos jóvenes para cursar sus estudios en el emblemático Colegio Pardo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Página siguiente »