El 14 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Diabetes, estableciéndose esta fecha en homenaje al natalicio de Frederick Banting, un científico canadiense que en 1922 descubrió la insulina, la hormona que permite tratar a los diabéticos y salvarles la vida.

Esta conmemoración se creó como estrategia para aumentar la concienciación global sobre la enfermedad; como una oportunidad para dirigir la atención del público hacia las causas, síntomas, complicaciones y tratamiento de esta grave afección, destacando la importancia de divulgar todo lo relacionado con el mal a través de los medios de comunicación.

Asimismo, llamar a los Estados miembros de la ONU a elaborar políticas nacionales sobre la prevención, el tratamiento y la atención de la diabetes que estén en consonancia con el desarrollo sostenible de sus sistemas de atención sanitaria.

Magnitud del problema

Según la Organización Mundial de la Salud, siete millones de personas desarrollan cada año la enfermedad y alrededor del 80 por ciento de las muertes por diabetes tienen lugar en países subdesarrollados.

El número de casos y el peso de la enfermedad están influenciados por el aumento de la expectativa de vida, la aparición de nuevos medicamentos y el propio desarrollo de la medicina, asi como la falta de implementación de medidas preventivas como el ejercicio y una dieta saludable.

Problemas de acceso

Como muchas enfermedades crónicas no transmisibles, la diabetes es una enfermedad “de por vida”, lo cual obliga a tener en consideración no solo el tema del acceso a los establecimientos de salud, sino también a los medicamentos.

Quienes tienen más dificultades para acceder a una atención de salud óptima son las personas que están fuera del sistema de atención sanitaria, o que tienen menos posibilidades de acceder a los servicios disponibles o tener conocimiento de ellos.

La tragedia de llegar tarde

Un gran número de ellas recién se enteran que padecen la enfermedad cuando se les diagnostica alguna de las complicaciones consecuencia de la enfermedad y que ponen en riesgo su vida, como pueden ser los problemas cardiacos, neurológicos, la insuficiencia renal, la ceguera o el pie diabético que acaba en la amputación del órgano.

El costo del tratamiento

Cuando los pacientes deben hacer uso de medicamentos entonces se plantean las siguientes situaciones:

a)      el financiamiento

b)      el costo de los medicamentos

c)      el conflicto de intereses en la prescripción

Si no tiene cobertura de seguros, entonces el financiamiento de su enfermedad corre a cargo del hogar.

El costo del tratamiento involucra al medicamento que es prescrito según los intereses particulares del médico y el manejo de las complicaciones que puede requerir  inclusive hospitalización en unidades de servicios críticos, con los costos que ello demanda.

Nuestra propuesta

Dada las características trágicas de esta enfermedad, debe darse un enfoque holístico que incorpore toda la historia natural de la enfermedad.

Creemos que hacer sólo prevención primaria, no obstante su utilidad, resulta insuficiente. Debe abarcarse el tema de los medicamentos, para ponerlos al alcance de la economía de los pacientes.

Desarrollar un Plan Regional de Prevención y Control de esta enfermedad, invlucrando a toda la red de servicios y a la sociedad civil.

About these ads