Que injusticia.

Hasta ahora no logro entender porque los niñitos desde inicial deben ir al colegio cargando una tremenda maletota o una mochila de gran tamaño llevando útiles que bien pueden alcanzar para un tiempo mayor y que, en consecuencia, resulta excesiva para la clase de 1 día.

El tamaño de la maleta no es directamente proporcional con la calidad de la enseñanza

Definitivamente no es mejor colegio el que obliga a sus alumnitos a llevar tremenda maleta, que si no tuviera rueditas bien podría producirle dolores musculo esqueléticas principalmente de la columna cervicodorsal.

Era mejor mi block (que además lo llevaba doblado en el bolsillo del pantalón)

El haber observado a Ibrahim, mi pequeño nieto ir al colegio en su primer día de clases jalando tamaña maleta ha traído a la memoria mi época de escolar cuando llevábamos solamente un block de 50 páginas. Luego aparecería el libro Coquito y posteriormente con la enciclopedia Bruño.

Con eso era suficiente y los resultados saltan a la vista. Y debo afirmar ademàs que los docentes eran de categoría A1.

Entonces para que maltratar el bolsillo de los padres de familia y el espinazo de los niñitos con tan pesada carga.

Al cole

 

Recuerdo que en una de las clases del doctorado de medicina el Dr. Fernando Silva Santisteban señalaba que los estudios antropológicos revelaban que en las sociedades arcaicas prevalecía la “Teoría de la Reciprocidad”, basada en tres obligaciones: la del dar, la del recibir y la de devolver, siendo necesario conocer las razones que obligaba a volver a dar después de recibir.

Esto hace del don un acto social total porque implica no solamente acciones, sino también   valores y principios jurídicos que se articulan en torno al acto de dar. Marcel Mauss inspirador de toda una parte de la reflexión sostiene que el don es esencial en la sociedad humana.

Si bien es cierto que al inicio no lograba entender la profundidad del don, luego trataría de encontrarlo en los valores de las personas con quienes uno convive en las organizaciones y que forman la base de la cultura organizacional, porque este concepto ha sido incorporado en las teorías de administración del recurso humano, principalmente ligados al liderazgo.

Es cierto que en la sociedad del dinero la razón económica y la lógica del ahorro nos conducen permanentemente al individualismo, pero podríamos afirmar que la práctica social del don puede permanecer en las acciones cotidianas.

Mi hospitalización bajo el enfoque del don

Hace unos días estuve en condición de paciente en el hospital donde trabajo como médico  desde hace algo más de tres décadas. En ese periodo hemos ido construyendo relaciones con los compañeros de trabajo, cuya expresión creo haberla recibido en los días durante los cuales estuve internado.

En tal sentido, debo reconocer que recibí de parte de ellos un trato especial, hasta podríamos decir diferenciado, no obstante que desde el principio decidí seguir todos los pasos que debe hacer un paciente cuando se va a hospitalizar. Así, desde la cola para pagar los exámenes y las interconsultas que en oportunidades significaba hacer dos veces la cola porque faltaba un requisito.

En ningún momento busqué tener una situación de privilegio por mi condición de médico, menos recurrir a la autoridad para que me permitiera algunas concesiones por 2 razones fundamentales:

  1. En primer lugar, porque podría entenderse como una discriminación y una posición asimétrica frente a los otros usuarios de la institución.
  2. En segundo lugar, porque en el argot médico existe la creencia que por ser tal siempre estamos más propensos a que se nos compliquen las operaciones. En realidad creo que eso ocurre porque ante el supuesto que debe darse un trato diferenciado al colega, se salen de sus rutinas y es justamente en ese momento y por esta circunstancia que se deja de hacer las cosas como las hace rutinariamente, casi de memoria, cometiendo el error de querer introducir un detalle u omitirlo, que es justamente la razón por la que ocurre la complicación.

El paciente de la cama 8062

El denominado Sector San Juan del hospital tiene en los pisos de hospitalización 2 tipos de ambientes para los pacientes. Las salas comunes para 6 pacientes y otras para 2 personas.

Cuando fui preparado para ser llevado a sala de operaciones, estaba en la cama 8018, que corresponde a una sala común de seis camas. Sin embargo, al salir de la sala de recuperación anestésica me llevaron a la cama 8063 donde sólo había una cama. No pude identificar la mano invisible que me colocó en un ambiente personalizado, pero todo hacía suponer que obedecía a una disposición de la enfermera del servicio, quien había decidido de propia iniciativa, darme un trato diferenciado.

Es menester a través de este post reconocer la gentileza de las enfermeras, principalmente las licenciadas Ceci e Isabel quienes estaban atentas a cualquier necesidad que pudiera derivarse de mi atenciòn, aunque en general esa es ciertamente una característica de las enfermeras en los diferentes servicios del hospital. Igualmente los técnicos de enfermería, la Lic. Consuelo y los técnicos de nutrición que gentilmente se acercaba ofreciéndome “un poquito más”. Los vigilantes que tenían una consideración especial a los familiares que me acompañaban aun terminada la hora de visita.

El don de devolver

Hago referencia a todas estas bondades recibidas que bien pueden ser enmarcadas en el Don de Recibir como correspondencia a lo que se considera el Don de Dar que he vendido teniendo a lo largo de mi vida institucional.

Por ello es necesario el faltante Don de Devolver, que mínimamente trato de hacerlo con estas notas de reconocimiento a las atenciones recibidas y que son finalmente el reconocimiento personal y de mi familia.

Reconocimiento especial

Mención especial en este agradecimiento debo hacer a los Drs. Kike Ríos Hidalgo y Dante Castro Chávez que encabezaron el staff de cirujanos plásticos que tuvieron a su cargo mi intervención. Igualmente a la Dra. Nancy Gamboa y a mi amiga Pina, una enfermera voluminosa que amenazaba con colocarme un enema aun cuando la intervención quirúrgica no requería este procedimiento, pero que ella insistía señalando que era obligatorio en su Servicio.

Asimismo a la Dra. Haydee Gonzáles quien en la evaluación del riesgo anestesiológico me dejó gratamente impresionado por la manera de incorporar en su evaluación el consentimiento informado, con un estilo que bien merece ser filmado para presentarlo en alguna de las clases que sobre consentimiento informado hacemos en el diplomado de auditoria médica.

Para el anecdotario

Para el anecdotario está lo ocurrido con el anestesiólogo Dr. Tipian, quien ya estando en sala de operaciones se identifica como parte del protocolo de “Cirugía Segura”, pero que cuando ingresa me parece el Dr. Ríos le dice, oye, el paciente también es chinchano. Ante esta palabra mágica que abre puertas, el anestesiólogo trata de mostrarme su rostro bajándose la mascarilla y me dice: Dr. Yo también soy chinchano. A caramba, le contesté usted debe ser hijo del Dr. Tipian (un antiguo médico de la provincia). Sí, me responde, a lo que agregó, entonces después de la operación nos comeremos un “manchapecho”, nombre popular como se le conoce a la carapulcra con sopa seca, ese manjar gastronómico que tuviera la bendición de Chinchaycamac el dios tutelar de los chinchas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La periodista Julia de Titto, colaboradora en Revista América XXI, nos dice que en la historia del feminismo se pueden encontrar hasta tres olas:

  1. La primera ola que correspondería al llamado “feminismo ilustrado”, en el marco de la Revolución francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre, que exigió “la inclusión de las mujeres en esos principios universalistas”.
  2. La segunda ola se dio “entre mitad del siglo XIX y las primeras décadas del siglo XX” y abonó a “las luchas por la igualdad en cuestiones legales como el derecho a la propiedad y, en particular, al voto”.
  3. La tercera ola apareció a mediados del siglo XX, “vinculada a otras demandas, como los derechos reproductivos y sexuales, donde se masificaron los grupos de concienciación y problematización sobre la diversidad que implica el ‘ser mujer’, en términos de clase y étnicos”.(1)

Pero, no olvidar a los iniciadores del movimiento

Revisada la literatura y los medios de comunicación que sobre todo el día de hoy expresan su saludo a la mujer, creemos importante (y por ello lo colocamos en este artículo) resaltar la figura de Clara Zetkin (1857-1933).

En 1910, la Internacional Socialista de Mujeres decidía que el 8 de marzo fuera el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. La impulsora de esta decisión fue Clara Zetkin, nombre imprescindible para entender el feminismo socialista de principios del siglo XX. Madre de dos hijos y trabajadora incansable, Clara luchó toda su vida por los derechos básicos de la mujer.(2)

(1) https://actualidad.rt.com/actualidad/232766-8-marzo-realiza-paro-internacional-mujeres
(2) http://www.mujeresenlahistoria.com/2012/03/la-mujer-trabajadora-clara-zetkin-1857.html

Los datos son importantes cuando se desea analizar un problema y más aún cuando se debe tomar decisiones. En tal sentido, alcanzamos la información publicada por el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI)

Según grupos de edad

De 0 a 11 años: 3 millones 375 mil
De 12 a 17 años: 1 millón 712 mil adolescentes
De 15 a 49 años: 8 millones 483 mil se encuentran en edad fértil
De 60 y más años de edad: 1 millón 724 mil son adultas mayores.

Situación laboral

  • Al año 2016, la Población Económicamente Activa (PEA) está conformada por 7 millones 439 mil 600 mujeres de 14 y más años de edad.
  • En Lima Metropolitana, la PEA femenina está integrada por 2 millones 458 mil 400 mujeres.
  • De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), las mujeres que trabajan totalizan 7 millones 100 mil 100 y representan el 95,4% de la PEA femenina.
  • Según lugar de residencia, en el área urbana, las mujeres que tienen empleo representan el 94.4% y en el área rural el 99.1%.
  • De las mujeres que trabajan, el 27.1% se encuentra afiliado a un sistema de pensión y el 77.2% cuenta con seguro de salud.
  • El 36.4% de las mujeres que trabajan han alcanzado nivel de educación secundaria; el 30.9% primaria; el 16.7% superior universitaria y el 16.0% superior no universitaria.

IMG_2897.JPG

Esperanza de vida al nacer

Al año 2017, la esperanza de vida de las mujeres al nacer es de 77.67 años; superior en 5.26 años a los hombres (72.41 años). Cabe señalar, que para el año 2050, la esperanza de vida de las mujeres será de 82.22 años.

Hijos

Los resultados de la Encuesta Demográfica y de Salud Familiar (ENDES) del periodo 2014-2015, nos dicen que:

  • La edad mediana al nacimiento del primer hijo en las mujeres entre 25 y 49 años de edad, fue a los 22.1 años.
  • De acuerdo con el grado de instrucción, esta edad fue más temprana en las mujeres sin educación (19.4 años), que en aquellas de educación secundaria (21.2 años).
  • Según el lugar de residencia, las mujeres del área rural tienen su primer hijo 2.8 años antes que las del área urbana (22.9 años).
  • Las adolescentes que ya son madres o están embarazadas por primera vez, el 28.7% tiene 19 años, 20.7% tiene 18 años, 11.7% tiene 17 años, 5.9% son de 16 años y 3.0% tiene 15 años.

Violencia contra la mujer

  • Los resultados de la ENDES del primer semestre de 2016, mostraron que el 70.4% de las mujeres fueron víctimas de violencia alguna vez por parte del esposo o compañero.
  • Por tipo de violencia, el 66.4% sufrió violencia psicológica y/o verbal, 32.4% física y 6.8% sexual.
  • Según el estado conyugal, el 86,8% de las mujeres divorciadas, separadas o viudas sufrieron algún tipo de violencia y en las casadas o convivientes fue el 67.4%.

Fuente: 8 de marzo: ¿Cuántas peruanas celebrarán el Día Internacional de la Mujer?. http://rpp.pe/economia/economia/dia-de-la-mujer-8-de-marzo-cuantas-peruanas-celebraran-el-dia-internacional-de-la-mujer-noticia-1035251

 

medico-heroeAnte el trágico fallecimiento de 2 trabajadores de salud en acción de servicios hemos colocado en las redes sociales la siguiente propuesta: Que el personal de salud que ha fallecido en cumplimiento de su deber sanitario debe ser considerado como héroe y recibir el justo reconocimiento A NOMBRE DE LA NACIÓN”.

Las circunstancias fatales

De acuerdo a la información dada por el Gobierno Regional de Lima Provincias a través de su Nota de Prensa NP-175-2017, el médico Luis Montalvo Heredia y el conductor Jesús Aguirre Salguedo SE DIRIGÍAN SOLIDARIAMENTE A PRESTAR APOYO A SUS COLEGAS que quedaron atrapados por la emergencia camino a Tupicocha. (1) Lamentablemente la ambulancia en que viajaban se precipitó a un abismo de aproximadamente 200 metros de profundidad en el anexo de Chaute, distrito de San Bartolomé, provincia de Huarochirí y como consecuencia de este accidente fallecieron ambos trabajadores de salud.

Razones por las que deben ser considerados HÉROES

Considerando que el diccionario de la lengua española define como héroe a una persona que se distingue por haber realizado una hazaña extraordinaria, esta debe valorarse en el contexto en que la acción ocurre; siendo así que la acción desarrollada por el médico y su conductor está perfectamente descrita en la aludida Nota de Prensa NP-175-2017

De los beneficios de ser declarado héroe

  1. Reconocimiento social de las acciones distinguidas que realiza el personal de salud, máxime en cuando esto ocurre “en el Perú profundo” sufriendo de las muchas soledades.
  2. Otorgamiento de una bonificación mensual vitalicia en beneficio de los deudos, considerando que en vida el trabajador aporta a la canasta familiar de sus respectivas familias, por lo que ante su fallecimiento esta participación económica se ve afectada, dejando en algunos casos en la orfandad a sus deudos.
  3. Posibilidad de adjudicarle vivienda al cónyuge sobreviviente, hijos menores de edad o a los padres que dependían económicamente del fallecido..

Del trámite administrativo

El reconocimiento como héroe Nacional debe darse mediante ley, en tal sentido es conveniente operativizar la iniciativa mediante alguno de los siguientes mecanismos:

  1. Una iniciativa legislativa a partir del Colegio Médico considerando que el artículo 5º del reglamento del Colegio Médico del Perú (CMP) establece como COMPETENCIAS DEL COLEGIO presentar ante el Congreso de la República las iniciativas legislativas que estime conveniente.
  2. Gestionar ante miembros del Congreso o del Gobierno Nacional la dación de esta decisión político-administrativa.

Finalmente, el sepelio debe ser multitudinario liderado por los colegios profesionales involucrando a la población como reconocimiento póstumo a la acción en servicios de estos compañeros que son ejemplo de compromiso con la salud pública.

(1) http://www.regionlima.gob.pe/galeria/noticias2017/noti_detalle.php?fv=2&id=175&alt=

 

En los cursos de Gerencia, Administración o Gestión de la Calidad se hace énfasis en los Equipos de Alto Rendimiento, considerando como tal a aquel que consigue un elevado nivel de resultados con una elevada satisfacción y motivación de sus integrantes.

Desde el lado teórico esto representa un ideal de las organizaciones, porque dónde no se quisiera impulsar el desarrollo de estos equipos que llevarían al mejoramiento de la calidad de los servicios, máxime si se convierte en una estrategia “win – win” (ganar – ganar), es decir donde los propios actores de estos procesos encuentran satisfacción en la realización de sus actividades y de los resultados finales.

Como sucede a menudo, estos conceptos tienen el riesgo de convertirse en retórica vacía por cuanto representa retos al equipo de gestión que deben impulsar el liderazgo en sus trabajadores y no siempre se está en capacidad de organizarlos.

Su implementación y el éxito de los mismos dependen de un conjunto de variables que incluyen no solo la voluntad de los gestores sino de los perfiles de personalidad “de rey a peje”, porque trata de impulsar trabajos coordinados donde el elemento central es el ser humano, cuyo comportamiento tiene la variabilidad de sus complejidades, tal como se ve cuando analiza en la cultura organizacional.

El reconocimiento es importante

El ser humano siempre estará ávido de ser reconocido por las actividades que realiza. Este concepto es indispensable en el liderazgo de las organizaciones.

Recuerdo que en la Maestría de Gestión Gubernamental que hicimos en la desaparecida Escuela Superior de Administración Pública (ESAP), el Profesor Jurado hacía hincapié en este gesto diciendo “Cristo toca”, es decir todos esperamos “ser tocados” por los líderes, lo que significa finalmente “ser reconocidos” y en consecuencia saber que no somos objetos del proceso productivo, sino sujetos del mismo con capacidad de dar opiniones y sugerencias a partir del conocimiento que se va adquiriendo en el desarrollo de las tareas o de las actividades en las cuales se es partícipe, sintiendo que tienen cierta autonomía a la hora de tomar decisiones sobre su trabajo.

rrhh-obama

El líder inteligente (¿redundancia?) entiende el concepto y promueve la participación, porque este refuerzo potenciará la motivación de los empleados y favorecerá que trabajen más contentos y en consecuencia, de forma más eficiente.

Una experiencia interesante

He posteado en redes sociales algunos conceptos sobre este tema, colocando las siguientes frases:
“Habíamos iniciado un trabajo en equipo conociéndonos solo a través del hilo telefónico y de las comunicaciones virtuales. El fin de año ha servido de pretexto para confraternizar en un almuerzo que expresa el reconocimiento a su compromiso con el Programa de Atención de Enfermedades Crónicas No Transmisibles. Full punche mis amigas!!!”

Crònicos.jpg

La diabetes, la pobreza y la ineficiencia del estado
(En el día de la diabetes)

Esa tarde acudí al domicilio de un paciente a quien llamaremos Jimmy con el fin de hacerle su evaluación mensual por diabetes mellitus.

Toqué la puerta y me atendió una señora que por la edad bien podía ser la madre del paciente. Al verla no pude contener mi adicción semiológica y entonces a partir del análisis visual de su rostro plantee la hipótesis que si era la mamá entonces estaríamos ante una paciente portadora de nefropatía diabética, toda vez que su facies era pálida y edematosa.

Me explico

En la expresión semiológica la facies se refiere al aspecto o expresión de la cara, de manera que en cristiano significa que la hinchazón de la cara probablemente era por retención de líquidos debido a falla renal y la palidez se ubicaba fácilmente en este contexto clínico; y que siendo probablemente la madre de un paciente diabético, existía una alta probabilidad que ella también sea diabética y que esté cursando con una de la complicaciones más trágicas enfermedad como es la falla renal crónica cuyo estadio final es la diálisis.

Lo de la semiología también tal vez merece una breve explicación entendiendo que el blog lo leen también personas bastante alejadas del lenguaje médico. En medicina, la semiología es el arte de acercarnos al diagnóstico buscando a través del examen clínico los signos y síntomas de un paciente, los cuales deben ser interpretados, jerarquizados y razonados científicamente.

Yo hice el curso de semiología médica con esa eminencia que fue el Profesor Carlos Lanfranco La Hoz, uno de los mejores médicos clínicos que ha tenido la Facultad de Medicina, en la sede docente del histórico hospital Dos de Mayo de Lima.

El diagnóstico ectoscópico

Don Carlos como gentil y amicalmente lo llamábamos insistía hasta la saciedad en un método que lamentablemente no es aplicado en las nuevas generaciones de médicos, me refiero al diagnóstico ectoscópico, que nos planteaba el esfuerzo de hacer un diagnóstico a partir del reconocimiento fino del llamado ojo clínico que no es sino el arte de reconocer los signos clínicos más destacados “a golpe de vista”. No es una adivinanza, sino que se trata de una habilidad adquirida a fuerza de examinar pacientes. Así nos decía por ejemplo, a ver alumno Castro, observe a este paciente y díganos cuál podría ser el diagnóstico ectoscópico.

La discriminación ante la vida

Bueno, retomando la historia de mi paciente diabético, él se encontraba en la sala de la casa esperando la visita programada para este día. Conversamos sobre la evolución de su enfermedad, saqué mi glucómetro y encontré su glucosa en 98 mg/dl, una cifra en rango de normalidad, lo cual me producía una satisfacción intima pues significaba que el paciente “iba bien”.

Entonces, como suele hacerse en estos casos debía continuar con el mismo tratamiento por lo que abrí mi maletín y le entregué los medicamentos para 1 mes. (El Dr. Jiménez en el curso de pediatría me decía: “si con agua mejora, agua a toda hora”)
La madre miraba la escena y pude notar también en su rostro una expresión preocupante, porque la visita correspondía sólo a su hijo y no a ella, siendo ambos personas diabéticas.
Aseguradora Pública versus Aseguradora Privada

No se trataba de una discriminación ni un acto inhumano no atenderla, sino que la atención a Jimmy era por cuenta de una aseguradora privada que tiene un Programa de Control de Diabetes que se realiza a través de visitas domiciliarias, entregándoles los medicamentos y haciéndoles los análisis sin pago de por medio, pues eso ya está contemplado en las pólizas de seguro.

El SIS como aseguradora pública

De todas maneras como cortesía le tomé una glucosa a la señora y salió en 320 mg/dl. cifra bastante alta, lo que además serviría para corroborar mi hipótesis.

La mamá de Jimmy también tiene una cobertura de atención a cargo de una aseguradora llamada Seguro Integral de Salud, que corre por cuenta del estado, pero está con una glucosa altísima.

El asunto es que a diferencia de la atención a Jimmy que se da en la comodidad de su hogar, ella para ser atendida debe iniciar el proceso en el Centro de Salud de su jurisdicción y desde allí tramitar una Hoja de Referencia para el hospital, a donde debe llegar máximo a las 4 de la mañana para ver si consigue cita; y si por ventura (o gracias a dios) ello ocurre entonces logra ser atendida, pero receta en mano al acudir a la farmacia del establecimiento le dirán lo que es ya casi habitual que no hay medicamentos, por lo que debe tratar de adquirirlos con gasto de bolsillo en una de las farmacias cercanas al hospital las cuales andan rogando que siga en crisis para ellos aprovechar esta oportunidad de negocio basada en la ineficiencia del otro y cobrar por los medicamentos precios muchas veces prohibitivos.

Así, la mamá de Jimmy diríamos que también está asegurada aunque en la práctica esto sea casi una ficción. Entonces no logra adquirir todos los medicamentos y por ello corre el riesgo de un mal control de la enfermedad, la cual podría progresar inexorablemente hacia las temidas manifestaciones tardías o complicaciones penosas de la diabetes mellitus

Me daba ganas de decir. Qué injusticia carajo.

Bien por Jimmy que tiene una atención personalizada, oportuna, eficaz y eficiente; pero mal por su mami que sufre todas las deficiencias de un seguro público que se ahoga en la ineficiencia ante la mirada indiferente de los responsables desde el mismo ministerio de salud, quienes encima “celebran” el Día de la Diabetes.